Perfiles pergaminenses

Carlos Moreno, un hombre de esta ciudad que vive fiel a sus convicciones


Carlos Moreno hizo un recorrido por su rica historia de vida en dilogo con LA OPINION

Crédito: LA OPINION

Carlos Moreno hizo un recorrido por su rica historia de vida en diálogo con LA OPINION.

Abrazó el oficio de repuestero trabajando en una importante empresa. Más tarde comenzó a transitar su propio camino en el rubro y hoy el comercio que tiene en sociedad con un amigo lleva 45 años. En lo personal atravesó duras batallas y perdió seres amados. La vida lo recompensó y hoy vive un presente tranquilo, sostenido en los afectos.

Carlos Ramón Moreno nació en Pergamino el 9 de marzo de 1948, tiene 73 años. Al nacer sus padres vivían en San Martín entre 9 de Julio e Italia, razón por la cual inició su escolaridad es la Escuela Nº 1. Luego continuó en la Escuela Nº 50, del barrio General San Martín, donde se establecieron y donde él vivió buena parte de su niñez y juventud. "Fuimos de los primeros vecinos que llegamos al barrio y siempre recuerdo que en la revolución de 1955, un día llegó el Ejército. Pensábamos que venían a hacernos algo, porque eran épocas de mucho antagonismo estúpido y los radicales querían incendiar el barrio porque lo había hecho Perón. En verdad ese camión que tanto miedo nos había dado solo quería hacerse de provisión de agua. Pero por las dudas mi padre escondió las fotos de Perón y Evita que tenía en el living de casa y enterró en el fondo un busto de Evita que habían sacado de la plaza". Esas vivencias quedaron marcadas a fuego en la memoria de este hombre de identidad peronista.

Su mamá fue Carmen Dávila y su papá Lauro Moreno. Sus hermanos Oscar Alfredo y Teresita del Carmen. De su querido "barrio Obrero" recuerda a muchas personas, entre ellas a "Guncho" Quinteros, "un hombre inmensamente bueno al que admiré mucho porque fue alguien leal a su causa y honesto en su vida".

Cuenta que vivió en esa zona de la ciudad hasta que se casó con Rosa Ester Meregalli, de Arrecifes, a quien conoció un día en la calle San Nicolás. "Era muy bonita y me cautivó. Yo estaba sentado en bar, ella pasó, me subí a una moto Siambretta que tenía y la seguí; la encontré en la Municipalidad, nos sentamos en un banco, comenzamos a charlar y nació nuestra relación". Tuvieron cuatro hijos: Carlos Mariano que vive en Barcelona, María Alejandra Natividad, que está en Rosario, casada y mamá de tres hijos: Maximiliano, Luciano y Alejo; Lorena María Victoria, que vive en Firmat y es mamá de Tomás y Nicolás, que hace unos meses le dio un bisnieto Filippo; y María Laura, que está establecida en Buenos Aires.

Confiesa que desearía tenerlos cerca para compartir la cotidianeidad y asume el peso de sentir "el nido vacío". "Mi abuelo Lauro que vino de España nunca pudo regresar a su tierra; cuando yo escuchaba ese relato, siempre pensaba 'ojalá que nunca me pase'. Cuando mi hijo tomó la decisión de irse a España para ejercer su profesión de médico sentí el dolor del desarraigo".

Carlos vive con Micaela, su suegra de 98 años. El enviudó hace 10. "Cuando mi esposa falleció, Micaela se fue un tiempo a la casa de otra de sus hijas, pero no se adaptó. Un día una de mis hijas me preguntó si la abuela podía volver a casa y sin dudarlo le respondí que sí, porque ella había sido el pilar de nuestra familia y quien los había criado a todos", comenta emocionado. 

También habla de la enfermedad de su esposa, quien falleció tras darle batalla al cáncer. Revive en la charla las instancias del tratamiento, la crudeza de un diagnóstico irreversible que recibió como "un martillazo" y el dolor que sintió con la partida de quien había sido su compañera desde siempre. "Era muy difícil andar por la casa", refiere y aprovecha la oportunidad para agradecer a los profesionales que la atendieron, en especial el doctor Antonio Migliaro (ya fallecido) que los acompañó como familia incondicionalmente, lo mismo que Delia Roasenda, farmacéutica que con su generosidad y ayuda siempre dispuesta hizo más sencillo un camino sumamente dificultoso.

La vida laboral

Desde hace 45 años en sociedad con Carlos Alberto Sanguinetti tiene un comercio de venta de repuestos de camiones. Por la pandemia se organizan para trabajar de manera intercalada y están en un momento de definiciones en lo comercial. "Mi socio se va a retirar pronto, ya hemos ordenado las cosas, yo le dije que pienso seguir porque no imagino cómo sería mi vida sin el negocio", refiere.

Haciendo un recorrido por su historia laboral reconoce con sinceridad: "A mí me gustó siempre el poco trabajar, sin embargo, tuve experiencias laborales de las que siempre saqué el provecho de aprender". 

"En el año 1969, un señor de apellido Díaz me propuso trabajar en Siemens, la empresa que instaló la central telefónica en Pergamino. Esta compañía me contrató y me mandó a recorrer el país. Trabajé con ellos hasta 1975, era un errante que andaba de pueblo en pueblo. Cuando me ofrecieron la posibilidad del retiro, lo tomé".

"Más tarde, a través de un gran amigo, Natalio Volpi, ingresé a Siele. Me tomaron como administrativo, pero yo sabía muy poco de ese trabajo. Jorge Mac Mullen que era el contador se dio cuenta, pero me dio la oportunidad de seguir porque yo necesitaba trabajar. Así me hice repuestero, oficio que le debo a mi paso por esa empresa en la que trabajé durante dos años, hasta que me despidieron cuando se enteraron que con quien hoy es mi socio los fines de semana salíamos a vender repuestos por los pueblos", relata.

Ya fuera de la empresa, comenzaron a trabajar por su cuenta y conformaron el negocio que poseen. "Con el tiempo Ricardo Siele comenzó a venir al negocio, nos hicimos amigos, tuve la posibilidad de decirle que nunca le había robado nada y que le estaba eternamente agradecido por la oportunidad de haber aprendido con él un oficio, algo que no tiene precio".

Le gusta el negocio y el trato con la gente. "Tenemos una empleada, Verónica, que comenzó como administrativa recomendada por 'Bolita' Casado, y en realidad tiene alma de 'repuestera'. Es nuestra mano derecha y la que quizás siga los pasos el día que ambos nos retiremos, porque ninguno de nuestros hijos está dispuesto a seguir en el rubro".

Su presente

Desde hace nueve años Carlos está en pareja con Mirta Alicia Fullana, de Rojas. La vida los reencontró 50 años después de haberse conocido: "Antes de conocer a Rosita iba a bailar a Carabelas y en una oportunidad conocí a una chica con la que bailamos. Esa noche el grupo con el que fuimos se mandó una macana, no pudimos volver más, y no volví a verla. Cuando mi esposa falleció comencé a preguntarme si Mirta vivía y dónde podía estar. Pregunté por ella sin éxito, hasta que un día a través de una cuenta de Facebook que tiempo antes había abierto para encontrar familiares de mi abuelo en España, veo una foto y la reconozco, le envío una solicitud de amistad que no acepta, insisto y cuando menos lo esperaba, me respondió. Entablamos una conversación, reconocimos quiénes éramos y comenzamos una hermosa relación. Ella es soltera, vive en Rojas y tiene una vida maravillosa".

Confiesa que para establecer ese vínculo fue vital para él la aceptación de sus hijos, que llegó sin demoras. "Para que esa relación tuviera sentido, yo sentí la necesidad de hablarlo con mis hijos, por respeto a ellos y a la memoria de su madre", menciona Carlos, feliz de haber podido construir una relación sana, sobre la base del respeto mutuo y la buena compañía. "Tenemos muchas cosas en común, entre ellas que somos hinchas de River; y también algunas diferencias, yo soy peronista y ella, radical".

Pasatiempos y amigos

Cuando no está trabajando Carlos disfruta de una de sus pasiones: las motos viejas. "Cuando aparece alguna y puedo, la compro para restaurarla. Pero lamentablemente se me ha cortado mucho la vista y no puedo hacer muchas cosas".

Otro de sus pasatiempos es compartir con amigos. "Los sábados íbamos a jugar al futbol, el grupo se llamaba Maracaná y lo presidía Mario Chiesa. Desde 1985 hasta 2001 jugábamos en un terreno propio atrás de la quinta de 'Lalo' Solá, después dejamos de hacerlo, pero el grupo quedó y me gusta ser parte de la peña que tenemos".

Se define como un hombre de "muchos amigos". Menciona a algunos, entre ellos Hugo Rivero, "alguien que siempre me hace reír".

"Agradezco a la vida que otro me haga reír", reflexiona. "Tengo muchos amigos; Mario Bontempo, con el que jugamos en la sexta de Sports y salimos campeones; Carlos Vera, 'Chuli' Cardozo, imposible nombrarlos a todos, gente que conozco de toda la vida. No he perdido amigos, gracias a Dios. Me gusta hablar y soy 'juntero'", agrega.

Duras batallas

Sabe que la vida lo ha confrontado con duras batallas. Una de ellas muy difícil de afrontar, fue la adicción de una de sus hijas. "Eso pasó hace tiempo y fue una experiencia de mucho aprendizaje como padre, por suerte encontré gente que nos ayudó como familia, entre ellas Graciela Berges que siempre digo que a mi hija la salvó", relata, respetuoso de no dar demasiados detalles de momentos sumamente difíciles. "Cuando uno atraviesa como padre esta experiencia, algo en uno cambia. Desde entonces soy más receptivo, tengo una mirada más atenta y brindo mi consejo a todo aquel que esté atravesando algo similar, siempre en el espíritu de ayudar", remarca sabiendo que no hay fórmulas mágicas ni manuales para acompañar a los hijos en una lucha tan desigual.

Volver a lo esencial

Instalado desde hace muchos años en su casa del barrio Malvinas Argentinas, comenta que vuelve al lugar donde vivió su infancia muy seguido, porque allí vive su hermano y porque también está la casa que era de sus padres. "Hasta que ellas partieron iba todas las noches a cuidar a mi mamá y a mí tía 'Chufa'", señala con cierta nostalgia. Allí hay parte de su historia. Como en el lugar que habita hoy, donde hay fotos de su gente querida. Abraza cada instante que le regala la vida, y lo vive plenamente. "Ya cumplí una etapa, no tengo rencores, no sé estar enojado. Me gusta bailar con Mirta, hablar con mis hijos, vivir con mi suegra, ir al negocio, estar con la gente. Querría tener la vida eterna, pero eso es imposible, todo tiene un final", reflexiona, agradecido y complacido de vivir en esta ciudad de la que se siente parte y donde ha vivido lo bueno y lo malo con la convicción de sus ideales.


Otros de esta sección...
BuscaLo Clasificados de Pergamino y su región
Buscar en Archivo
Tapa del día
00:00
15:42
Errores:  0
Pistas:  38

Tu mejor tiempo:
12:07
Registrate o Ingresá para poder guardar tus mejores tiempos.

Nueva Partida
1 2 3 4 5 6 7 8 9
Editorial
Funebres
Perfiles Pergaminenses
Lejos del pago
Farmacias de turno
Lotería

LO MÁS LEÍDO