Pergamino

Covid en niños y adolescentes: aumentaron los casos, pero la mayoría siguen siendo leves


Luciana Venini presidenta de la filial Pergamino de la SAP

Crédito: (LA OPINION

Luciana Venini, presidenta de la filial Pergamino de la SAP.

Se observa un incremento en los contagios, sobre todo en la franja que va de los 14 a los 19 años. Las complicaciones aparecen en aquellos pacientes pediátricos con patologías asociadas no tratadas o mal controladas. 

En las últimas semanas el reporte epidemiológico que emite diariamente la Secretaría de Salud del Municipio comenzó a dar cuenta de la internación de pacientes pediátricos con cuadros de Covid-19 y esto abrió un abanico de dudas respecto de cómo esta segunda ola está afectando a los chicos, que en la primera etapa de la pandemia se suponía que eran los menos alcanzados por la virulencia del virus Sars-COV 2. Muchos consideran que se ha subestimado el tema en relación a su impacto en la población pediátrica y que eso ha facilitado la construcción de algunas falsas certezas que no contribuyen en nada con la necesidad de extremar las medidas de prevención, también en esta franja etaria.

Para conocer cómo desde la pediatría se observa esta cuestión y de qué manera se analiza el comportamiento del virus en niños y adolescentes, LA OPINION tomó contacto con autoridades de la filial local de la Sociedad Argentina de Pediatría. Su presidenta, Luciana Venini, comentó que en coincidencia con lo que sucede a nivel nacional, en esta segunda ola se nota un incremento de los contagios en niños y adolescentes, aunque aclaró que en general la manifestación de la enfermedad por Sars-COV 2 y sus variantes continúa siendo leve y las complicaciones e internaciones se dan en niños o adolescentes con comorbilidades. En el contexto actual de la pandemia llamó a extremar las medidas de cuidado por cuanto los niños no solo pueden enfermar sino transmitir la enfermedad a otras personas. 

-¿Cómo observan desde la filial local de la SAP el comportamiento de la Covid-19 en niños?

-Lo que estamos observando es un aumento de la cantidad de casos de Covid-19 en niños y adolescentes, en una dinámica que en lo local no escapa a lo que está ocurriendo a nivel nacional en este momento de la pandemia. A nivel nacional se habla de que se quintuplicaron los casos, comparando febrero con los últimos días de abril- mayo. Este es un crecimiento importante. 

-¿A qué factores se atribuye este incremento en el número de casos en niños y adolescentes?

-En principio hay muchos más testeos y muchos más casos en la población general y esto se traduce a la población pediátrica. 

-¿La circulación de nuevas variantes del virus Sars-COV 2 pueden estar influyendo en el hecho de que más niños y adolescentes enfermen?

-Se puede pensar que la circulación de distintas variantes genera mayor contagiosidad. Lo que no se puede afirmar es que éstas estén afectando específicamente a los niños o adolescentes. Al ser más contagiosas las variantes que circulan, así como afectan a más población general, también alcanzan a niños y adolescentes.

El riesgo en los chicos

Sin abundar en la particularidad de cada caso, la titular de la filial local de la Sociedad Argentina de Pediatría sostuvo que en términos generales los casos de Covid-19 que se producen en niños tienen una evolución benigna. "No se ven casos más graves en esta segunda ola en lo que se refiere a niños y adolescentes", afirmó la profesional, llevando tranquilidad a las familias que viven con mucha preocupación este momento delicado de la pandemia. 

En este punto aclaró: "Los cuadros que motivan una internación mayormente tienen que ver con chicos con patologías preexistentes".

"Como sucede en los adultos, aquellos chicos que tienen comorbilidades como cardiopatías, asma severo, enfermedades oncológicas, patologías inmunosupresoras, obesidad, síndrome metabólico y otras enfermedades asociadas, son pacientes de riesgo para Covid-19", señaló y recalcó que por esta razón es tan importante que esas enfermedades preexistentes estén bien tratadas y bajo estricto control médico. 

"Pero no se ha visto que en esta segunda ola hayan aparecido cuadros más graves en niños; sí más contagios. Pero los que se hospitalizan son casos que se producen en pacientes con comorbilidades no tratadas o poco controladas", insistió. 

Quiénes se contagian más

En relación a los contagios de Covid-19, Luciana Venini comentó que la mayoría se da en adolescentes -en la franja etaria de 14 a 19 años- y marcó que en los menores de 4 años el porcentaje sigue siendo de alrededor del 10 por ciento y se mantiene de manera constante desde el inicio de la pandemia.

En lo que se refiere a los síntomas, describió que la sospecha se da frente a la aparición de dolor de garganta, tos irritativa, fiebre, malestar general, dolor muscular, cefalea, diarrea; y en algunos casos pérdida de gusto u olfato. "Ultimamente muchos chicos que experimentan congestión nasal y rinitis terminan dando resultado positivo para Covid-19 cuando se testean", remarcó y sostuvo que también hay muchos chicos que cursan la enfermedad con muy pocos síntomas o de manera asintomática.

Consultada sobre si en la población infanto juvenil ha crecido el nivel de testeos, Luciana Venini señaló que lo que se observa desde la filial local de la SAP por contacto con los pediatras es que en este momento de la pandemia, ante el menor síntoma los padres deciden testear a sus hijos, algunas veces en laboratorios privados, para confirmar o descartar el diagnóstico y muchos de esos análisis terminan dando positivo.

-Que las medidas de confinamiento no estén siendo tan estrictas como las del año pasado, ¿contribuye a que haya más contagios en niños?

-Totalmente. Y también comienzan a aparecer otras patologías propias de la época del año que estamos atravesando, algo que el año pasado no sucedió porque los chicos estaban en casa. Esto incrementa la demanda de atención en pediatría y exige una mirada muy atenta por parte de los pediatras para diferenciar lo que puede ser un cuadro respiratorio estacional de un cuadro de Covid-19 y brindarle al niño la atención que corresponde.  

-¿Cómo se promueve la importancia del cuidado en los niños y adolescentes?

-Tiene que haber una conducta individual y un compromiso colectivo que ayude a generar conciencia. Con los más chicos es difícil porque no hay una genuina percepción del riesgo en toda su dimensión. Pero en los más grandes, que son los que más se contagian, hay que insistir mucho en la importancia del cuidado de la salud individual y colectiva y en esto resulta vital el compromiso y acompañamiento familiar. Los grupos de adolescentes se contagian más porque es más difícil impedir que tengan relación con sus pares. Hoy se han impuesto algunas restricciones, pero hasta hace un par de semanas se realizaban reuniones sociales y encuentros sin barbijo ni distanciamiento social. Es un tema muy difícil de abordar con los jóvenes porque, si bien todos los niños necesitan socializar, en la adolescencia el contacto con los pares se vuelve fundamental y es complicado pedirles que se queden en casa. Por eso insistimos tanto en el compromiso familiar, el diálogo y la adopción de hábitos en los que ellos vean reflejada la importancia del cuidado. Los adultos debemos predicar con el ejemplo y ser quienes podamos transmitirles con mucha coherencia lo que resulta necesario hacer en este tiempo para cuidar la propia salud y la de los demás. 

"Algunos chicos lloran en el consultorio por lo que está pasando"

En el campo de la pediatría uno de los aspectos que más preocupa en relación a la pandemia y su extensión en el tiempo es aquel que tiene que ver con el impacto emocional en la salud de niños y adolescentes. "A los pediatras nos preocupa la salud física de los chicos e insistimos mucho en las medidas de prevención que debemos adoptar para que no enfermen, pero fundamentalmente nos alarman los impactos de la pandemia en la salud mental", manifestó Luciana Venini, advirtiendo sobre una situación muy delicada que comienza a tener sus implicancias.

Por un lado, resaltó la importancia de la educación, a la que definió como un derecho y un pilar fundamental en la vida de niños y adolescentes: "La escuela es el núcleo donde no solo aprenden sino donde socializan, y por eso es tan importante que puedan retomar la presencialidad apenas estén dadas las condiciones epidemiológicas".

A la par de esta reflexión, señaló que la pandemia ha impuesto muchos cambios de hábitos y los chicos no son ajenos a ello: "Estamos observando con preocupación que las secuelas post Covid en los chicos son emocionales", remarcó.

Luciana Venini comentó: "Notamos en los consultorios pediátricos que los chicos están desganados, irritables, angustiados y frente a esas manifestaciones necesitan mucho diálogo y contención, no solo familiar".

Acompañar con buena información

La pediatra consideró vital que desde las distintas instituciones y sociedades científicas puedan idearse estrategias para aportar herramientas a los padres para poder ayudar a los chicos a afrontar las distintas situaciones que les plantea la pandemia en múltiples dimensiones.

"Hay que tener en cuenta que muchas veces las familias no tienen los recursos de información necesarios y cuando los tienen no siempre saben cómo transmitirlos, por eso es tan importante el acompañamiento que se les pueda brindar", agregó.

Entre las principales manifestaciones de afectación por esta situación que se observan en los consultorios, la titular de la filial Pergamino de la SAP hizo referencia a la angustia, el pánico y los trastornos alimentarios como problemáticas que hablan del sentir de muchos chicos. "Tienen miedo de contagiarse, contagiar a sus padres y que éstos mueran".

"La situación es dramática, como sociedad nunca pensamos vivir algo así y esto afecta a los chicos en diferente medida según su edad, su contexto. Hay que atender cada situación en su singularidad", planteó la profesional y refirió situaciones que se han vuelto cotidianas: "Hay chicos que lloran en el consultorio y con mucha dificultad y angustia expresan el temor que sienten. Da mucha impotencia, porque no es solo el Covid sino todo lo que trae aparejado".

-¿Ante esas expresiones de los chicos, se observa en los padres apertura para buscar ayuda en la rama de Salud Mental?

-Son muy diversas las respuestas. No hay que desconocer que cuesta buscar ayuda profesional porque siempre estuvo estigmatizada la salud mental. Pasa en adultos y en chicos muchísimo más. Pero las familias en general son receptivas. Los pediatras trabajamos mucho en equipo y cuando vemos que el miedo, el pánico, la depresión o la ansiedad se profundizan, sugerimos la consulta psicológica y la promovemos. También trabajamos mucho con nutricionistas porque los desórdenes alimentarios se están viendo con mucha frecuencia en el contexto actual. Ese abordaje no solo le sirve al chico sino a los padres porque les brinda las herramientas para facilitar el diálogo y la contención. La mayoría de los papás entienden que los chicos están atravesados por situaciones que nos exceden como pediatras, que los exceden a ellos como padres y que se dan en un contexto muy particular. Los chicos lloran dentro del consultorio y ese es un llamado de atención para todos en todos los sentidos.

Más contenido relacionado: El Síndrome Post Covid en los niños: atención para saber detectarlo 


Otros de esta sección...
BuscaLo Clasificados de Pergamino y su región
Buscar en Archivo

CORONAVIRUS EN PERGAMINO

Información actualizada al 17/02/2021 a las 10:05 Hs. (Fuente: Municipio de Pergamino)

Positivos activos -
Recuperados -
Positivos totales -
Sospechosos -
Aislados -
Descartados -
Fallecidos -
Tapa del día
00:00
COMPLETADO

00:00
Errores: 0
Pistas usadas: 0

Nueva Partida
1 2 3 4 5 6 7 8 9
Editorial
Funebres
Perfiles Pergaminenses
Lejos del pago
Farmacias de turno
Lotería

LO MÁS LEÍDO