Editorial

Exportar más productos, clave para la próxima gestión


Todas las regiones del país necesitan mejorar su capacidad productiva y optimizar los recursos disponibles para exportar más productos. Aunque para avanzar hacia ese objetivo es necesario, primero, que la próxima gestión nacional vuelque sus esfuerzos en estabilizar la macroeconomía, de modo tal que en un plazo razonable permita incrementar el ingreso de divisas.

Si hay algo en lo que están de acuerdo los equipos económicos de los candidatos de las distintas fuerzas políticas que aspiran a llegar a la Casa Rosada es que las exportaciones argentinas deben crecer en los próximos años de manera sostenida y que las empresas del sector privado cumplen, como lo han cumplido siempre, un rol clave en ese escenario. También las instituciones públicas tienen mucho para aportar, teniendo en cuenta que además de estabilidad, una economía necesita reglas claras que den previsibilidad a todos los sectores, especialmente al exportador que, en muchos casos, no logra un mejor desempeño por las limitaciones que existen a nivel local y no por falta de acceso a mercados. Dicho de otro modo, el próximo gobierno debe incentivar la producción. Claro que la tarea no es simple ya que, si se logra estabilizar la macroeconomía y retomar la senda del crecimiento, es probable que aumenten las importaciones por encima de las ventas externas, como ha ocurrido en varias oportunidades, y eso significa que vendrá luego una mayor presión sobre las reservas en divisas.

En el país existen más de 8000 empresas exportadoras de distintos tamaños que, sumadas, hicieron posible que el año pasado el país batiera un récord de ingresos por exportaciones, con poco más de 88.000 millones de dólares. Sin embargo, si se pone la lupa en el fenómeno se puede observar que, en rigor, ese récord se explica por la suba de precios que experimentó el mercado internacional y no por un incremento de la oferta exportable.

La escasez de divisas, que es un obstáculo para el crecimiento, es recurrente en la historia económica de nuestro país. Por eso es fundamental que los equipos que asesoran a los candidatos presidenciales diseñen un programa sólido con una estrategia que apuntale a las empresas para que éstas logren en los próximos años un ritmo sostenido de las ventas de productos nacionales al exterior.

Otro aspecto a tener en cuenta es que buena parte de lo que nuestro país vende al exterior son productos primarios o con poca elaboración, es decir, productos con poco valor agregado que no alcanzan para generar la cantidad de divisas que el país necesita para no caer de nuevo en las tensiones que cíclicamente se generan entre las demandas materiales de la sociedad y la capacidad productiva de la economía. "El conflicto genera presiones a la apreciación cambiaria que erosionan los estímulos a la inversión y expansión de la oferta de bienes y servicios transables. El ritmo de crecimiento de las exportaciones tiende a ser bajo en relación al de las importaciones y, consecuentemente, el flujo neto de divisas es insuficiente. El crecimiento se interrumpe porque faltan dólares", se observa en un informe del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento que remarca que, ante el escaso financiamiento externo disponible, un crecimiento económico sostenido requerirá que las exportaciones aceleren su crecimiento. Por último, hay que tener en claro de antemano que colocar productos en el exterior es un proceso complejo que siempre demanda tiempo. Las empresas no se convierten en exportadoras del día a la noche. Por ejemplo, una pequeña o mediana empresa que tenga como objetivo ganar mercados externos deberá primero conocer los marcos regulatorios de los países a los que aspira vender sus productos, sin descuidar por supuesto el conocimiento que debe tener de los patrones de consumo del mercado al que apunta.

Según un informe del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento, de las dieciséis últimas recesiones que vivió el país, quince se produjeron porque la economía nacional se quedó sin dólares. La historia de reservas estancadas y muchos gastos en moneda estadounidense se repite una y otra vez sin que, hasta ahora, ningún economista pueda acertar con las medidas que se necesitan para salir definitivamente de ese círculo vicioso.


Otros de esta sección...

Analizar la geopolítica

31 de Mayo de 2024 - 05:00
Tapa del día
00:00
15:42
Errores:  0
Pistas:  38

Tu mejor tiempo:
12:07
Registrate o Ingresá para poder guardar tus mejores tiempos.

Nueva Partida
1 2 3 4 5 6 7 8 9
Editorial
Funebres
Perfiles Pergaminenses
Pergamino
Farmacias de turno

LO MÁS LEÍDO