Elecciones

Rodríguez Larreta: "Vamos a hacer un cambio profundo y duradero"


Rodríguez Larreta en el Taller Protegido junto a intendente Javier Martínez

Crédito: (LA OPINION)

Rodríguez Larreta en el Taller Protegido, junto a intendente Javier Martínez.

El precandidato a presidente por el PRO pasó por Pergamino en el marco de su campaña. Destacó una "energía positiva" en la gente tras mantener un contacto con vecinos en la Peatonal. Dijo que si llega a la Casa Rosada hará un diagnóstico crudo de cómo encuentra al país y que no habrá temas prioritarios, porque todos son urgentes.

En su paso por Pergamino el pasado jueves, en el marco de su campaña electoral por la Presidencia de la Nación, Horacio Rodríguez Larreta mantuvo una charla con LA OPINION, en la que dejó algunos conceptos sobre cómo será su gestión en el caso de que el 10 de diciembre llegue a la Casa Rosada. Lo hizo tras cumplir una agenda que lo llevó a reunirse con comerciantes y empresarios, una visita al Taller Protegido, un encuentro libre con la gente en la Peatonal y Pueyrredón y una conferencia de prensa con medios locales.

"La gente quiere un cambio y vamos a hacer uno profundo y duradero, porque será importante mantenerlo en el tiempo. Estoy convencido de eso, soy muy optimista para sacar adelante a este país, hace muchos años que me vengo preparando para este desafío enorme, seguramente el más importante de mi vida", lanzó el actual jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

"Cuando vengo a Pergamino siento que tengo una inyección de energía positiva. Sé que se vive un año muy difícil por la sequía pero aquí están las tierras más productivas de la Argentina y las más fértiles del mundo, con lo cual tengo muchas esperanzas en que se va a salir adelante", remarcó.

-¿Qué es lo que se lleva de Pergamino después de haber tenido un contacto cara a cara con vecinos que se acercaron para hacerles sus planteos?

-Lo que me llevo es una sensación contradictoria: por un lado está la angustia por la inflación, la inseguridad, por no llegar a fin de mes, el drama de los jubilados porque no los atienden en el Pami y porque a nivel de ingresos deben estar en los más bajos de la historia. La contracara de eso es la esperanza que veo en la gente que sigue apostando por la Argentina, y puntualmente aquí en Pergamino, con una fuerte impronta en la producción de granos que es lo que el mundo necesita.

-Llegó acompañado por el economista Martín Redrado y la especialista en seguridad Florencia Arietto, referentes en dos de los temas más sensibles del país. ¿Fue casual esa compañía o fue exprofeso?

-No es casualidad, fue totalmente premeditado, porque estoy acompañado de expertos, cada uno en sus temas, para profundizar en cada uno de los asuntos que la gente quiera hablar. Soy muy riguroso, me gusta hablar en serio, con la verdad, por eso me acompañan ellos, porque sé que son los principales temas que planten los vecinos y qué mejor que venir con ellos que son expertos para poder responder las inquietudes desde un plano más específico.

- ¿Por dónde piensa empezar el 10 de diciembre si es que le tocada ser presidente?

-Por todo, porque nada puede esperar. Si uno preguntara qué es lo más urgente, si la salud, la educación, la inflación o la seguridad, nadie podría poner una prioridad. Cuando uno gobierna tiene que ocuparse de todo; yo gobierno, igual que Javier (Martínez) en Pergamino, yo decido todos los días y debemos tener la capacidad de llevar adelante las transformaciones en cada uno de los temas. Acá no hay una sola medida que resuelva todo, ni siquiera 100 días para analizar el escenario, hay 100 horas y en ese lapso hay que plantear claramente cuál es el programa, el rumbo, el modelo de desarrollo para lo que viene.

-El país es enorme y cada ciudad, cada provincia, cada región tiene sus características y en términos políticos sus particularidades. ¿Cómo viene siendo su armado para llegar con las mejores chances a la Presidencia?

- Más que un entramado político nosotros tenemos un sistema de relaciones de confianza, de apoyos mutuos, como con Javier Martínez con quien hace años que venimos intercambiando experiencias, y eso va generando un vínculo, una confianza y un respeto que hoy está muy sólido. Eso es más importante que los acuerdos de último minuto y de los entramados.

-¿Se puede transpolar poco, mucho o todo de su gestión en Caba al país?

-No me gusta esto de ir a decir a cada ciudad o provincia qué es lo que hay que hacer, porque hay cosas que sirven para un lugar y para otro no son convenientes. No obstante hay experiencias que no tengo dudas que deben funcionar en todos lados, por ejemplo las cámaras de seguridad. La tecnología que tenemos en Caba podría utilizarse en cualquier ciudad del país, o el sistema de enseñanza de inglés en todas las escuelas primaras y secundarias al punto de que hoy ya tenemos escuelas públicas bilingües. 

- ¿En el armado político electoral dentro del PRO están teniendo más dolores de cabeza que los previstos o los considera normal en la previa de una elección tan determinante?

- Siempre sucede esto, son idas y vueltas normales, es parte de la democracia. Yo creo en la sana competencia porque creo que termina siendo lo más sano. También valoro mucho a aquellos que trabajamos juntos por convicción, porque el que está por un voto más o un voto menos tiene vuelo corto. Creo en las relaciones por convicción, en los proyectos en los que trabajamos todos juntos que es lo que la Argentina necesita.

- El electorado en 2015 eligió una alternativa a Juntos por el Cambio porque evidentemente la gestión no convenció. ¿Por qué ahora cree que debería darle otra oportunidad al espacio?

-Primero, estoy convencido de que la Argentina necesita un cambio de verdad y la gente es consciente de ello. Con respecto de la experiencia anterior, cada etapa es diferente. Aprendimos de los errores, hubo autocrítica; el propio Mauricio (Macri) hizo una autocrítica muy sincera y entre otras cosas planteó que fue un error no haber aclarado en forma cruda y contundente la situación de arranque de la gestión. Con el ánimo de generar una esperanza para que la gente invierta no fue muy claro en el inicio sobre cómo estaban las cosas, y esa es una experiencia para aprender, por eso me comprometo en que lo primero que voy a hacer cuando resulte electo presidente es poner arriba de la mesa blanco sobre negro cuál es la situación, para que la gente sepa bien desde dónde partimos.

-¿Cuál es su relación política y personal con Mauricio Macri?

-Hace más de 20 años que trabajamos juntos y hay una relación de confianza y respeto mutuo que va más allá de las diferencias que podamos tener en algunos temas. Creo que administrar las diferencias hace a la buena relación y con Mauricio manejamos muy bien ese asunto.


Otros de esta sección...
BuscaLO
Tapa del día
00:00
15:42
Errores:  0
Pistas:  38

Tu mejor tiempo:
12:07
Registrate o Ingresá para poder guardar tus mejores tiempos.

Nueva Partida
1 2 3 4 5 6 7 8 9
Editorial
Funebres
Perfiles Pergaminenses
Pergamino
Farmacias de turno

LO MÁS LEÍDO