Pergamino

Almaceneros y autoservicistas alimentarios de nuestro país celebran hoy su día 


Nelson Figueredo es el presidente de la Cmara de Alimentarios

Crédito: LA OPINION

Nelson Figueredo es el presidente de la Cámara de Alimentarios.

A nivel local, la efeméride encuentra su correlato con la fundación de la Cámara de Alimentarios que cumplió 79 años. El sector atraviesa una compleja realidad signada por las dificultades económicas, la competencia desleal y la baja en las ventas.

Como cada 16 de septiembre hoy los almaceneros y autoservicistas alimentarios de nuestro país celebran su día, y se vuelve a rememorar a aquellos que desplegaban la labor de los primeros trabajadores del sector que solían atender en las antiguas despensas de ramos generales.

Si bien la sociedad actual se caracteriza por constantes y bruscos cambios la imagen del viejo almacenero de barrio aún permanece en la memoria de todos aquellos que han sido parte de esa realidad comercial tan distante a la nuestra. 

La entidad madre

A nivel local, el Día del Almacenero encuentra su correlato con la fundación de la Cámara de Alimentarios que cada 15 de septiembre celebra un nuevo aniversario. En esta oportunidad se cumplen 79 años desde su creación.

Desde hace más de tres décadas la institución pergaminense es conducida por Nelson Figueredo y sus oficinas se emplazan en calle Florida 982.

En contacto con LA OPINION, Nelson contó en primer lugar sobre la creación de la institución. "La Cámara de Alimentarios de Pergamino (CAP) cuenta con 79 años desde su fundación en 1944 y funcionó en su primera época como Subcámara de Almaceneros y Rotiseros dentro de la Cámara de Comercio. Luego obtuvo personería jurídica como Cámara de Almaceneros, Autoservicistas y Afines y se fue modernizando hasta llegar a constituirse como Cámara de Alimentarios que nuclea a todos los alimentarios en general incluidos panaderos, carniceros, verduleros, todos los que comercializan alimentos", indicó Figueredo.

Yarroch, Paz, Watfi, Fontana, Pirez, Porota Fernández son algunos de los apellidos que resuenan entre los primeros integrantes de la Cámara de Alimentarios.

Endeble situación económica

Durante la entrevista, Figueredo puso de manifiesto la realidad que atraviesan los comerciantes alimentarios de nuestra ciudad poniendo el foco en las dificultades que atraviesan.

 "Desgraciadamente en la actualidad tenemos mucha más oscuridad que claridad en torno a lo que es el oficio del almacenero que es, en el barrio, un prestador de servicio para la comunidad. La economía del almacenero hoy atraviesa una situación más que compleja. La inflación los ha ido descapitalizando sin darse cuenta ellos que cada vez tienen menos stock de mercadería, cada vez tienen mayores problemas para pagar los brutos impuestos y servicios, los aumentos desconsiderados de parte del Gobierno sea municipal, provincial y nacional. Nadie tiene en cuenta la situación de un comerciante que es una persona que nunca le pide nada al Estado, un laburador independiente que nunca recibió nada del Estado y que está en forma permanente atendiendo a la sociedad. Es lamentable la situación por la que atraviesan los comerciantes alimentarios", relató el presidente de la CAP, al tiempo que aclaró que la alta inflación "golpea muy severamente a los comerciantes más chicos y por supuesto que la baja en el poder adquisitivo de los trabajadores repercute negativamente en los comerciantes que, a su vez, es un consumidor más".

Bajas en las ventas

Mes a mes, la Cámara de Alimentarios elabora las estadísticas que indican la variación de precios de productos que integran la canasta básica (verduras, frutas, carnes, panificados, envasados, artículos de limpieza y de higiene personal). 

En el último informe se dio cuenta de la baja que se registra en las ventas que, durante agosto, fue del 14,8 por ciento (por volumen) respecto del año anterior.

Sobre este tema, Figueredo además aclaró que "el 80 por ciento de las compras se comercializan con billeteras virtuales porque existe los descuentos que son beneficiosos para los usuarios y traccionan las ventas de los comerciantes. Lo que es importante destacar es que las personas deben usar estos descuentos para poder llegar a comprar sus alimentos porque el dinero cada vez alcanza menos".

Competencia desleal

Otra de las preocupaciones del sector se da en torno a la competencia desleal que se ha generado en los últimos años habida cuenta que, según el entrevistado, "cuando hay crisis, todo el mundo instala negocios de alimentos, de cualquier tipo, y ni hablar de los que se venden por las redes sociales y son elaborados en casas particulares sin contar con ningún tipo de control bromatológico", lo que implica que exista "una competencia desleal bruta y justo en un momento tan difícil económicamente para poder sostener a aquellos que están legalmente funcionando".

En torno a este tema, Figueredo afirmó que "no hay control en torno a las habilitaciones municipales de comercios alimentarios. La Provincia tiene la Ley 12.573 pero a la que no está adherida el Municipio. Y en la actualidad estamos ante la instalación de una petit cadena de franquicias que no están en un todo de acuerdo con la Ley provincial y mucho menos con la ordenanza municipal de habilitaciones. Tenemos una amenaza con una franquicia que está abriendo locales por diferentes puntos de la ciudad entre gallos y medianoches. El Municipio tendría que habernos consultado como entidad que nuclea a los comercios alimentarios sobre nuestra opinión pero no lo hicieron. Estamos en una situación irregular en el marco de esta cadena que sigue generando competencia desleal".

Sin ser tenidos en cuenta

Afirmando que "nuestro sector nunca fue atendido por parte del Gobierno", el presidente de la CAP aclaró: "Nos consideraron esenciales para la provisión de los alimentos durante la pandemia, aún a costa de poner en riesgo a los comerciantes pero nunca hubo una consideración de ninguna otra naturaleza para los comerciantes del sector" y agregó el dato que "el 70 por ciento de la población argentina se abastece del comercio de proximidad".

Gestión permanente

Para el dirigente quiénes deberían acceder a los programas que implementa la Secretaría de Comercio para abaratar o controlar los precios de algunos productos, es nuestro sector, no las grandes superficies. "Quienes dicen generar programas dirigidos a los más vulnerables es mentira porque lo están ejecutando con vistas a aquel que puede ir al gran supermercado, que tiene los medios para asistir", manifestó.

En este punto es importante destacar la labor gremial de la Cámara de Almaceneros local que a su vez es parte de la Confederación General Almacenera de la República Argentina. "La gestión que hacemos es permanente y siempre en pos de nuestros representados. Nosotros jamás nos negamos a participar de estos programas de la Secretaría de Comercio, qué más quiero yo que contar con productos con precios cuidados pero nunca nos tuvieron en cuenta", expresó el entrevistado.

El que defiende el bolsillo

Ensalzando la figura del comerciante de proximidad, el entrevistado no dudó en afirmar que "si hay alguien que va a asistir al vecino es el comerciante de proximidad porque son tan consumidores como cualquiera. Si hay alguien que defiende el bolsillo del vecino son los nuestros porque están consustanciados con lo que le pasa al vecino, con lo que le afecta, todo lo sabe el comerciante de proximidad, y es el primero que busca los mejores precios para ofrecer, esa actitud es algo que los almaceneros llevan en la sangre".

¿Nueva devaluación?

En cuanto a las perspectivas que se generan, Figueredo no fue muy optimista al decir que "tenemos una situación bastante negra, con una suerte de esperanza hacia las próximas elecciones aunque la experiencia nos indica que después del proceso eleccionario habrá una nueva devaluación, por ende otro golpe a la inflación y las consecuencias que ello apareja".

No bajar los brazos

A modo de mensaje, Figueredo instó a los almaceneros y autoservicistas a "no bajar los brazos" y añadió: "Sigamos luchando, los gobierno pasan pero los comerciantes siguen firmes trabajando al igual que las instituciones a las que se debe defender porque son herramientas para hacer frente a las diferentes situaciones que se atraviesan". 

De puertas abiertas

Por último ponderó la labor de las instituciones como la Cámara de Almaceneros. "Lo más positivo que tiene este tipo de instituciones es que se consolidan como de puertas abiertas para que todos los que integran al sector puedan asesorarse, informarse y plantear sus inquietudes. Para eso está la Cámara, para contener y defender los derechos de los comerciantes alimentarios tal cual es el objetivo de la creación de este tipo de entidades", concluyó.


Otros de esta sección...
BuscaLO
Tapa del día
00:00
15:42
Errores:  0
Pistas:  38

Tu mejor tiempo:
12:07
Registrate o Ingresá para poder guardar tus mejores tiempos.

Nueva Partida
1 2 3 4 5 6 7 8 9
Editorial
Funebres
Perfiles Pergaminenses
Pergamino
Farmacias de turno

LO MÁS LEÍDO