Pergamino

El próximo sábado, la fiesta de Corpus Christi será en Pergamino


En este día se recuerda la Última Cena cuando Jesús convirtió el pan y el vino en su cuerpo y en su sangre

Crédito: (AICA)

En este día se recuerda la Última Cena, cuando Jesús convirtió el pan y el vino en su cuerpo y en su sangre.

La jornada diocesana será en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen. En este marco monseñor Hugo Santiago presidirá la misa mientras que después se realizará una procesión. La importancia de esta festividad cristiana en palabras del padre Gustavo Albrech.

El próximo fin de semana, los fieles católicos celebran una de las fiestas más importantes del calendario litúrgico: Corpus Christi o Cuerpo y Sangre del Señor. En esta solemnidad se tributa a la Eucaristía un culto público y solemne de adoración, gratitud y amor. 

La festividad de la Diócesis de San Nicolás tendrá lugar el sñabado en nuestra ciudad. Será el sábado próximo en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen, de calles Italia y Solis.

De acuerdo con lo explicado por el padre Gustavo Albrech, "se eligió Pergamino porque es la ciudad centro, geográficamente hablando, de la Diócesis de San Nicolás. A fin de que sea accesible para la llegada de los sacerdotes y fieles de las diferentes ciudades que componen la Diócesis". 

Desde la mañana

Sobre la jornada sabatina, el sacerdote contó que, en horas de la mañana, se ofrecerá una capacitación a los nuevos ministros de la eucaristía y la renovación de este ministerio y servicio a quienes ya son ministros. "Corpus Christi es una celebración importante de la Iglesia católica donde se celebra el cuerpo y la sangre de Jesús, lo que sería la eucaristía. En esa celebración el obispo instituye a ministros de la eucaristía que son fieles elegidos por los párrocos de la Diócesis, que tienen una vida ejemplar ya que son quienes llevan la comunión a los enfermos, adultos mayores, ayudan al sacerdote en esta tarea. También en esa oportunidad se renueva por dos años el período de ministro de la eucaristía a quienes ya lo son", señaló Albrech.

Terminada la capacitación, los presentes almorzarán.

Misa y procesión

Ya en las primeras horas de la tarde, a las 15:00, se dará paso a la celebración de la misa que presidirá el obispo de la Diócesis de San Nicolás, Hugo Santiago. En la celebración se instituirá a los nuevos ministros. Acto seguido "se comenzará una procesión por las calles del barrio con el Santísimo Sacramento. Llegaremos hasta el Hospital San José donde haremos una oración especial rezando por los enfermos", dijo Albrech.

Sagrada Hostia

En esta solemnidad la Iglesia tributa a la Eucaristía un culto público y solemne de adoración, gratitud y amor, siendo la procesión del Corpus Christi una de las más importantes en toda la Iglesia Universal.

En este día se recuerda la institución de la Eucaristía que se llevó a cabo el Jueves Santo durante la Última Cena, al convertir Jesús el pan y el vino en su cuerpo y en su sangre.

Es una fiesta muy importante porque la Eucaristía es el regalo más grande que Dios ha hecho a sus hijos, movido por su querer quedarse con ellos después de la Ascensión.

La Iglesia vive de la Eucaristía. Esta verdad no expresa solamente una experiencia cotidiana de fe, sino que encierra en síntesis el núcleo del misterio de la Iglesia. Celebrar la solemnidad del Cuerpo y Sangre de Cristo es una manera de valorar los frutos que Jesús trae quedándose en tan admirable sacramento.

"Dios en la última cena dijo: 'Voy a estar con ustedes todos los días' y hace esta institución de la eucaristía para conmemorar y les dijo a los discípulos: 'Hagan esto en memoria mía', como una especie de unión alrededor de la mesa. En la Eucaristía Jesús se nos ofrece pero antes, en el momento de llevar la ofrenda del pan y el vino, los fieles ofrecemos también al Padre nuestro trabajo, angustia, sentir", explicó Albrech y ponderó que la eucaristía "es el alimento espiritual. No solo somos cuerpo al que debemos cuidar sino también el alma y el espíritu con la Palabra de Dios y con el cuerpo y sangre de Jesús".

Un poco de historia

Cuenta la historia que, a mediados del siglo XIII el Padre Pedro de Praga dudaba sobre la presencia de Cristo en la Eucaristía y realizó una peregrinación a Roma para rogar sobre la tumba de San Pedro una gracia de fe. Al retornar, mientras celebraba la Santa Misa en Bolsena, en la Cripta de Santa Cristina, la Sagrada Hostia sangró manchando el corporal.

La noticia llegó rápidamente al Papa Urbano IV, que se encontraba muy cerca en Orvieto, y mandó que se le lleve el corporal. Más adelante el Pontífice publicó la bula "Transiturus", con la que ordenó que se celebrara la Solemnidad del Corpus Christi en toda la Iglesia una semana después de la festividad de la Santísima Trinidad.

El Santo Padre encomendó a Santo Tomás de Aquino la preparación de un oficio litúrgico para la fiesta y la composición de himnos, que se entonan hasta el día de hoy: Tantum Ergo, Lauda Sion.


Otros de esta sección...
Tapa del día
00:00
15:42
Errores:  0
Pistas:  38

Tu mejor tiempo:
12:07
Registrate o Ingresá para poder guardar tus mejores tiempos.

Nueva Partida
1 2 3 4 5 6 7 8 9
Editorial
Funebres
Perfiles Pergaminenses
Pergamino
Farmacias de turno

LO MÁS LEÍDO