Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Descubren compuertas soldadas en un canal que drena agua de La Picasa

El descubrimiento lo realizó el jefe comunal de la localidad de Aaron Castellanos, Walter Ramanzín. (LA CAPITAL) El descubrimiento lo realizó el jefe comunal de la localidad de Aaron Castellanos, Walter Ramanzín. (LA CAPITAL)

El jefe comunal de la localidad de Aaron Castellanos, Walter Ramanzín, fue quien advirtió las soldaduras en un canal que se hizo para drenar el agua que saca de la laguna la estación de bombeo.



Un llamativo descubrimiento realizó casi por casualidad el jefe comunal de la localidad de Aaron Castellanos, Walter Ramanzín.

El funcionario descubrió este martes que las compuertas del canal de “Alternativa Sur” que drena agua de la laguna La Picasa estaban cerradas y soldadas desde hace meses.

El jefe comunal dispuso romper las soldaduras de dos de las compuertas, y este miércoles, junto al personal de Hidráulica de la Nación, iban a liberar la tercera compuerta.

"Ese canal se hizo para recibir el agua que saca la estación de bombeo, y cuando la laguna sube drenar por gravedad esos 5 metros cúbicos por segundo. Pero no sabemos quién soldó las compuertas y sólo dejó una medio abierta para que salga un poco de agua y nadie se dé cuenta. Nos perdimos muchos meses de salida de agua, porque esas soldaduras son viejas, de antes de la inundación", dijo el presidente comunal de Arón Castellanos al portal Latribunadelsur.com.

"No sé cómo no se dieron cuenta, pero sí sé que durante muchos meses ese canal no funcionó y hubiera ayudado un poco a que La Picasa no esté como está ahora".

Luego de que se destruya la última soldadura, el canal volverá a drenar 5 metros cúbicos por segundo. Un poco tarde pero como dice Ramanzín, "más vale tarde que nunca".

 

Cómo es la situación

Desde la semana pasada el agua de La Picasa se mantiene a 40 centímetros del nivel de rebalse natural y la cota aumenta 1,5 centímetros diarios.

En caso que el agua desborde, llegaría rápidamente a numerosas localidades vecinas obligando a los vecinos a dejar sus hogares, con todos los trastornos y pérdidas económicas que una situación de estas características podría acarrear.

En marzo, defensores del Pueblo bonaerenses y de la Región Centro se habían reunido en la ciudad de Santa Fe, donde se debatió acerca de las causas y consecuencias de las inundaciones que afectan a estas zonas. En esa oportunidad, los participantes recomendaron, entre otros puntos, la creación de un Ente de Monitoreo de las Cuencas Interjurisdiccionales, para alertar a la población sobre posibles inundaciones y pedir la ejecución inmediata de toda obra que resulte esencial para evitar inundaciones en cascos urbanos y en zonas rurales.