Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Tendencias

La "verdadera" historia de la muerte de Bin Laden

Muchas dudas giran en torno a la muerte de Osama Bin Laden. (RUMBOSDIGITAL.COM.) Muchas dudas giran en torno a la muerte de Osama Bin Laden. (RUMBOSDIGITAL.COM.)

Para el periodista Seymour Hersh los servicios de seguridad norteamericanos no tuvieron ningún papel relevante. No existió ninguna confesión de un prisionero que ayudara a encontrar a los líderes de Al Qaeda y no se produjo ningún tiroteo. 


Según el veterano periodista Seymour Hersh, ganador del Premio Pulitzer, todo lo que dijo el Gobierno de los Estados Unidos eran todas mentiras. Así lo publicó en la London Review of Books hace un par de semanas.

¿En qué nos mintieron según Seymour?. La CIA y los servicios de seguridad norteamericanos no tuvieron ningún papel relevante. No existió ninguna confesión de un prisionero que ayudara a encontrar a los líderes de Al Qaeda. No se produjo ningún tiroteo en la casa de Osama Bin Laden. El cadaver del terrorista no fue arrojado al mar.

Según el  experimentado periodista, escritor e historiados, un alto cargo del ISI (Servicio de inteligencia militar de Pakistán)  se presentó directamente en las oficinas de la CIA en Islamabad para contar todo lo que sabía, en agosto de 2010, por dinero. La identidad de dicha persona no revelada pero se sabe que ahora es consultor de la CIA y vive en los Estados Unidos.

Esta persona contó que Bin Laden era prisionero del ISI en Abbottabad y que estaba muy enfermo, bajo tratamiento y totalmente aislado del mundo desde mediados del 2006.

Una vez confirmada la veracidad de la información, el Gobierno de los Estados Unidos se contactó con el alto mando del ISI para decirles que tenían al terrorista localizado. Los pakistaníes no tuvieron más remedio que "entregarlo" pero con la condición que no saliera vivo de allí para evitar que los “yanquis” le saquen información que podría comprometer a Pakistán.

¿Entonces todo lo que exhibió la película/documental "La noche más oscura" jamás existió? No, amigos. Según Hersh, un selecto grupo de espías pakistaníes guiaron a soldados de las fuerzas especiales de la Armada de los Estados Unidos hasta la habitación de Bin Laden que fue acribillado hasta el punto que su cadáver fuera irreconocible. Encontraron al terrorista agachado, tratando de huír y lo mataron a tiros.

Además, Hersh revela que Obama usó politicamente el hecho con la versión que todos conocemos. Hasta le agregaron el detalle que Bin Laden intentó hacerse con una AK-47 para defenderse. Por otro lado, la CIA justificó su proprama de torturas donde supuestamente salió la pista inicial.

El problema que tiene Seymour Hersh es que sus notas tienen infinidad de fuentes anónimas, obviamente, lo que hace que su artículo quede en la palabra de uno contra la de otros. Pero ya en el momento de la muerte de Bin Laden había ciertas cuestiones que no "cerraban", como que sólo dos helicópteros pudieran aterrizar y llevar a cabo una operación de esa envergadura en un área militarizada. También está ampliamente documentado el hecho que aquella noche se produjo un apagón en Abbottabad. Todo esto sumada a que en 2008, un embajador afgano en Washington había declarado que "Bin Laden no está en ninguna montaña, sino en una ciudad pakistaní".

Si nos atenemos a las primicias dadas en el pasado por el veterano periodista de 78 años, es posible que la noticia sea verdadera. Hersh descubrió la famosa matanza de My Lai, realizada por Estados Unidos en Vietnam, y las torturas en la cárcel de Abu Ghraib llevadas a cabo por soldados estadounidenses en 2003 y 2004. Otros de sus trabajos, sin embargo, nunca han podido ser confirmados, como la denuncia de que en 1983 un avión de pasajeros de Corea del Sur fue abatido por la Unión Soviética en medio de un combate aéreo entre ese país y Estados Unidos.

 

Seymour Hersh

Nació en Chicago el 8 de abril de  1937. Se inició en un periódico de su ciudad. Trabajó como corresponsal para: United Press International y Associated Press. Además escribió en The New York Times y la revista New Yorker. Fue distinguido con el Pulitzer por The My Lai massacre. National Book Critics Circle por The Price of Power: Kissinger in the Nixon White House. Premio Los Angeles Times al rubro Biografías por The Price of Power: Kissinger in the Nixon White House y cinco premios George Polk de la Universidad de Long Island a la Integridad Profesional. (Fuente. rumbosdigital.com)