Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Policiales

Una mujer intentó robar delante de su hijo de 5 años

La ladrona dejó al nene en la moto e intentó robarle la cartera a otra mujer. Foto alegórica. (DIARIO TAG) La ladrona dejó al nene en la moto e intentó robarle la cartera a otra mujer. Foto alegórica. (DIARIO TAG)

Ocurrió el miércoles a la noche en inmediaciones de Laprida y Ricardo John. La ladrona utilizó al pequeño para despistar a la víctima e intentó arrebatarle la cartera. Tras un forcejeo, salieron a la calle varios vecinos y la delincuente se dio a la fuga.


Una mujer intentó robar una cartera delante de su hijo de aproximadamente cinco años y forcejeó con la víctima hasta que finalmente desistió de la acción y se dio a la fuga.

El hecho se registró este miércoles por la noche en inmediaciones de Laprida y Ricardo John. 

La víctima se dirigía hacia su domicilio ubicado a pocos metros de dicha intersección, cuando una mujer que circulaba a bordo de una moto junto a un niño de corta edad le hizo señas para que se detuviera.

La damnificada nunca imaginó cuáles eran sus verdaderas intenciones y se detuvo para ver qué necesitaba. La delincuente dejó a su hijo a lado de la moto, se acercó a la víctima y en forma repentina intentó arrebatarle la cartera de un tiró. 

La mujer sujetó con fuerza el bolso y comenzó a gritar para que los vecinos la oyeran. El pedido de ayuda alertó a los habitantes de la zona y puso en fuga a la ladrona, quien finalmente soltó la cartera, subió a su hijo a la moto y escapó por calle Laprida hacia el norte.

La mujer damnificada quedó sorprendida e indignada por la situación y se dirigió hasta la sede la Comisaría Tercera para radicar la denuncia por tentativa de robo.

Si bien esta modalidad de delito conocida como “arrebato” es muy frecuente en las calles de nuestra ciudad, en este caso queda en evidencia la falta de interés y desprecio, no solo por la víctima sino también por su propio hijo, a quien utilizó y expuso para cometer el delito.