Deportes

Raúl Labbate, reconfortado por el homenaje y con ganas de trabajar por el ciclismo local


Raúl Lujn Labbate recordó los momentos ms salientes de su exitosa trayectoria en el ciclismo

Crédito: LA OPINION

Raúl Luján Labbate recordó los momentos más salientes de su exitosa trayectoria en el ciclismo.

Quien anoche fue distinguido en el Museo del Deporte repasó para LA OPINION sus principales triunfos y logros. Está enfocado en la creación del Club Ciclista Unidos de Pergamino, a través del cual buscará mejorar el presente de la disciplina. "Si logro lo que tengo en mente será una satisfacción tan grande como cuando gané mi primera carrera", expresó.

Anoche, en el marco de La Noche de los Museos, en el Museo del Deporte, ubicado en la Terminal de Omnibus, se realizó un homenaje a uno de los grandes deportistas que dio Pergamino, Raúl Luján Labbate. Con la presencia de familiares, amigos y allegados tuvo un merecido reconocimiento. A lo largo de su exitosa trayectoria como ciclista logró resonantes triunfos que lo llevaron a la selección nacional, disputando tres mundiales (1974, 1977 y 1978), los Juegos Panamericanos Cali 1971 y los Juegos Olímpicos Montreal 1976. En la previa de este homenaje fue entrevistado por LA OPINION y repasó sus días como ciclista.

- ¿Qué significa para vos este homenaje en el Museo del Deporte de Pergamino?

- Para mí es re importante, ser reconocido después de más de 40 años que dejé de correr es algo lindo porque quiere decir que uno ha dejado algo para el deporte pergaminense. Es muy reconfortante porque es un premio a una trayectoria que mis hijos y menos mis nietos conocen; a veces se sorprenden cuando alguien les habla de mis logros porque no vivieron mi etapa de ciclista y van tratando de interiorizarse de mi campaña por lo que les van contando.

- En el Museo del Deporte hay un trofeo que ganaste en 1971 que para vos tiene un valor especial.

- Lo gané cuando tenía 19 años en mi primer Cruce de los Andes, era tremendamente duro porque no es como ahora que está la ruta Nº 7 nueva y hay túneles, en ese momento había que pasar la montaña por arriba, todo ripio. Recuerdo que El Gráfico tituló "Los Granaderos del Siglo XX" porque era una carrera impresionante. Era joven y no sabía los piñones que había que poner, pero igualmente quedé sexto en la general y gané la etapa reina en los Caracoles de Portillo. Me dieron ese trofeo muy lindo que está en el Museo del Deporte, es un cóndor de bronce arriba de una montaña con un ciclista y un pergamino al pie, tiene una base de mármol, es uno de los mejores trofeos que gané en mi carrera.

También recordó el trofeo que recibió al ganar su primera carrera el 2 de abril de 1967 cuando tenía 15 años. "Me dieron una copita de unos 10 centímetros de alta pero para mí fue uno de los mejores trofeos. Se corrió alrededor de la plaza del barrio Centenario sobre tierra y justo cinco años después, el 2 de abril del 1972, fui campeón argentino en Salta", expresó.

En sus comienzos en el ciclismo ya soñaba en grande. "Mi idea era llegar a la selección argentina, ir a los Juegos Olímpicos, quería salir en El Gráfico. Salía a pedalear y mi meta no era correr la carrerita del domingo, mi mente estaba más allá", cuenta.

La primera con la selección

Los triunfos lo llevaron a ser convocado a la selección nacional a los 18 años. "La primera vez fue para una carrera en San Pablo, Brasil, que se llamaba la 9 de Julio. Recuerdo un título del diario Crónica que decía "El ciclismo se juega con un excelente pibe". Fui solo, participaba un competidor por país y quedé 19º pese a que tuve una pinchadura, en la última subida pasé a 30 ó 40 y terminé 19º", recordó.

- A partir de esa carrera representaste al país durante una década. ¿Qué balance hacés de tu paso por la selección?

- Primero fue muy lindo y después no quería ir porque era increíble lo que sufría cuando corría con la selección, te mandaban a las Vueltas de México, Puerto Rico, Venezuela o Ecuador sin nada. La organización te daba el hotel y la comida y después nos arreglábamos como podíamos. Nosotros teníamos que ocuparnos de la bicicleta, pagarnos los tubos, nos daban una sola camiseta y un pantaloncito de Argentina para correr 17 días. Llegó un momento en que no quería ir más. 

A Italia y luego el retiro

"La última vez con la selección fue una Vuelta de México. Vine de ahí y me fui a Italia a correr para un equipo italiano en 1978. Estuve cinco meses y cuando volví ya no tenía más ganas de correr. Tuve la posibilidad de quedarme en Italia y hacerme profesional, pero me tenía que quedar solo, tenía 26 años y había corrido desde los 16 en Primera", expresó al contar sobre su decisión de dejar de competir. 

"Dejé en el mejor momento, pero de la cabeza no estaba bien porque no tenía apoyo, era todo sacrificio y llegó un punto en que por más que anduviera bien era luchar contra molinos de viento", analizó sobre aquel momento.

Campeón argentino en 1972

- En tu larga lista de triunfos figuran tres que sobresalen por haber sido en competencias por etapas: La Vuelta al Valle en 1972, la Vuelta de Uruguay en 1976 y la Vuelta de Mendoza en 1978. ¿Cuál fue tu triunfo más importante?

- A las tres le doy un valor importante, pero creo que el triunfo que más quise fue el Campeonato Argentino de ruta de 1972 en Salta, lo soñé desde que empecé a correr. Eran 120 kilómetros individuales contrarreloj y largaba un corredor cada un minuto. Fui sin compromiso, me llevó Víctor Muzzioli en un Kaiser Carabela y llegué a Salta dos horas antes del sellado de las bicicletas, no me había preparado para ser campeón y fue el día que más fuerte anduve. 

Labbate se consagró campeón argentino al aventajar por ocho segundos al sanjuanino Moisés Carrizo. "Salí jodiendo, eran dos vueltas de 60 kilómetros subiendo a Campo Quijano. Largué segundo y a los cinco kilómetros agarré a un salteño así que el que abría la ruta era yo. En la segunda vuelta cuando llego a Campo Quijano había un hombre con una radio y le pregunté cómo iba y me dijo 'perdés por un minuto con Moisés Carrizo'. Yo ya venía a fondo, más adelante estaban los auxilios y me dicen que Carrizo me ganaba por 30 segundos. Y en los últimos 10 kilómetros en la zona de abastecimiento me avisan 'si te la jugás ganás'; el final fue sobre un empedrado de la calle Pellegrini y lo hice fuertísimo". 

Al ser una carrera contrarreloj debió esperar a que finalicen todos los competidores para saber si lograba el título que había soñado desde sus inicios en el ciclismo. "¿Sabés lo que fue esperar que lleguen todos los corredores? Carrizo había largado 16º, yo había hecho 2h. 47m. y él ocho segundos más. Igual tuve que esperar que terminaran los 70 corredores porque la radio decía que Roberto Breppe venía haciendo un buen tiempo también", repasó sobre aquel inolvidable momento de su trayectoria.

Al frente del Club Ciclista Unidos de Pergamino

Desde hace seis meses, junto a un grupo de colaboradores, se puso al frente de un proyecto llamado Club Ciclista Unidos de Pergamino, a través del cual trabajará para mejorar esta disciplina en nuestro medio. Labbate, que ocupará la presidencia, buscará volcar toda su experiencia y conocimientos de ciclismo, en esta iniciativa.  

"No empezamos a trabajar aún porque queremos hacer la cosas bien, tramitamos la personería jurídica y dentro de 15 días la tenemos que ir a buscar a La Plata, y a partir de ese momento ya podremos comenzar. Todos me dicen que me meto en un problema pero así como hice en el ciclismo, quiero hacerlo como dirigente", explicó. 

En el mismo sentido agregó: "El sueño es poder organizar carreras, juntar dinero para formar una escuela de ciclismo con un técnico pago. Todo lo que vamos a hacer es para ayudar al ciclismo, tengo un montón de proyectos, pero lo primero era poder tener la personería jurídica para no tener que hacer una carrera con el nombre de otro club".

La idea de formar este club nació al observar el presente del ciclismo pergaminense. "Solo tenemos dos competidores a nivel nacional, Marcos León Rodríguez y Sebastián Cianci, y después hay buenos máster. No puede ser que en Pergamino con 2.000 personas pedaleando pase esto, todos hacen carreras cada 15 días, tienen corredores en Primera, en la selección y en Pergamino no tenemos nada. Espero que todo lo que tengo en la cabeza se haga realidad, será una satisfacción tan grande como cuando gané mi primera carrera", manifestó. 

Para Labbate la clave es apuntar a los chicos y según su opinión el ciclismo a nivel nacional "está muerto porque en vez de hacer carreras para los juveniles se hacen para los máster porque tienen más poder adquisitivo y son los que van a correr a todos lados". Y graficó: "Si hacés una carrera de juveniles largan 10 y vas a perder plata, hacés una de máster y en cada categoría largan 60 ó 70, entonces como se busca recaudar más hacen carreras de máster. Esto sucede en todo el país, yo a los másters les daría solo trofeos o menos dinero en premios".


Otros de esta sección...
BuscaLo Clasificados de Pergamino y su región
Buscar en Archivo
Tapa del día
00:00
15:42
Errores:  0
Pistas:  38

Tu mejor tiempo:
12:07
Registrate o Ingresá para poder guardar tus mejores tiempos.

Nueva Partida
1 2 3 4 5 6 7 8 9
Editorial
Funebres
Perfiles Pergaminenses
Lejos del pago
Farmacias de turno
Lotería

LO MÁS LEÍDO