Pergamino

Nelson Figueredo participó de la reunión con Roberto Feletti


Autoridades de la CGA (entre ellos Nelson Figueredo) y de la Federación Provincial  de Almaceneros fueron convocados por Feletti

Crédito: NELSON FIGUEREDO

Autoridades de la CGA (entre ellos Nelson Figueredo) y de la Federación Provincial de Almaceneros fueron convocados por Feletti.

El pergaminense acudió al encuentro con el secretario de Comercio en representación de la Confederación General Almacenera de la República Argentina (CGA). En contacto con el Diario, el dirigente aclaró que la adhesión de los comerciantes al congelamiento de precios será en tanto y en cuanto también se sumen los proveedores.

A principios de esta semana fue de público conocimiento la reunión que convocó el nuevo secretario de Comercio, Roberto Feletti, y en la que pidió a los directivos de empresas de consumo masivo mantener congelados los precios de unos 900 productos hasta fin de año. A dicha reunión también fueron invitados los referentes de instituciones que nuclean a los supermercadistas y comerciantes de proximidad, entre los que se encontraba el pergaminense Nelson Figueredo en representación de la Confederación General Almacenera de la República Argentina (CGA), de la que es secretario. Es importante destacar que dicha institución representa a más de 150.000 almacenes y autoservicios de proximidad del territorio nacional.

En contacto con LA OPINION, Figueredo -que también es el presidente de la Cámara de Alimentarios de Pergamino- contó que en la reunión convocada por el secretario de Comercio de la Nación, Roberto Feletti, se presentó en primer lugar al equipo de trabajo, en el que se encuentra Débora Giorgi que fue funcionaria provincial en el área de Comercio. No obstante destacó que el principal propósito de la reunión fue "la solicitud que Feletti hizo, tanto a los empresarios productores de alimentos como a los representantes de las instituciones que agrupamos a los comerciantes alimentarios, para que retrotraigamos los listados de precios, de los productos de la canasta básica, al 1º de octubre ya que advirtió que en los primeros 15 días de este mes los artículos de la canasta familiar aumentaron entre un 10 y un 17 por ciento, lo que es real ya que nosotros tenemos el mismo registro".

"Parar la pelota"

Con la certeza de que el aumento de los precios impacta de lleno en el bolsillo de los consumidores ya que las subas en los sueldos siempre va por detrás de los aumentos en los precios de los alimentos, Figueredo indicó que el secretario de Comercio expresó que hay que "parar la pelota" en términos textuales, "por lo que instó a los referentes del rubro, sea a los productores como a los comerciantes, a ser solidarios a través de un congelamiento de precios de productos por espacio de 90 días, medida que estaría vigente hasta el 7 de enero".

Adhesión condicionada

Analizando la medida, el secretario de la CGA sostuvo: "Nos adherimos a esta propuesta pero es importante aclarar que nosotros no somos formadores de precios sino trasladistas por lo que nuestra adhesión a la medida será en tanto y en cuanto nuestros proveedores y los productores también lo hagan porque son ellos quienes determinan los precios", aclaró: "Si los precios aumentan, nosotros los tenemos que aumentar y si bajan los tenemos que bajar".

Afirmando su acuerdo con que "hay frenar la inflación", Figueredo sostuvo que los autoservicistas y almaceneros "somos solidarios con el bolsillo del consumidor ya que todos somos consumidores. Además sabemos que no hay plata que alcance para comprar".

En segundo término sostuvo que para el sector comercial la inflación es un problema serio ya que descapitaliza permanentemente al comerciante: "En el proceso de compra, venta y reposición de la mercadería, el comerciante pierde plata porque en muchos casos la ganancia se va en lo que debe reinvertir para generar la reposición", explicó. Por lo tanto dice el dirigente que el sector apoya "cualquier plan que sea antiinflacionario, más allá de que éste sirva o no". En este punto sostuvo que "este tipo de propuestas se ha implementando tiempo pasado en Argentina sin buenos resultados, es como clavar los frenos de golpe de un automóvil que viene a 150 kilómetros por hora, lo que puede generar que el vehículo vuelque. Observamos y analizamos las propuestas que se hagan respecto al congelamiento de precios pero no es algo que le competa a nuestro sector porque no somos formadores de precios, quedamos en el medio de la situación".

Todos afectados por la inflación

Figueredo habló de la aplicación de algunas leyes para que se respeten los precios y no se produzca desabastecimiento. En tal sentido instó a los comerciantes "a actuar con prudencia en caso que los proveedores no respeten los listados de precios". Por eso se pidió éstos entreguen en la Secretaría de Comercio los listados de precios retrotraídos al 1º de octubre. "Generó múltiples quejas, por lo menos en la Copal que es la entidad que nuclea a los productores de alimentos", comentó el dirigente respecto de la propuesta. "Si ellos no aceptan esta solicitud, tienen justificadas razones ya que la inflación los alcanza también; algunos productores utilizan insumos importados, dolarizados, y todos sabemos que la moneda extranjera sigue aumentando. En esta situación de crisis no se le puede echar la culpa a un sector en particular aunque entendemos que, entre todos, debemos buscar la formar de parar la inflación que es perjudicial para todos". Al mismo tiempo que esgrimió esta defensa, criticó a "los comerciantes pícaros que están haciendo colchón de precios en la actualidad y aumentan los productos por las dudas, algo que es muy difícil de controlar".

Controles

El sector que representa a los comercios de proximidad y almacenes moviliza el 70 por ciento de la comercialización de productos alimentarios en el país, mientras que el 30 restante lo agrupan los grandes supermercados. Considerando estos datos es que Figueredo afirmó que "será imposible el control comercio por comercio" tal como lo plantea Feletti aunque sostuvo que "a los comercios de proximidad no nos afectaría el control en tanto y en cuanto tengamos las pruebas que indiquen los aumentos de los productos en las listas de precios emitidos por los proveedores y considerando el punto de equilibrio y margen de utilidad de un comercio que debe ser aplicando el 30 por ciento a los productos ya que además de costear la reposición de mercadería se debe hacer frente al pago de impuestos y servicios. Mientras que todo se pueda argumentar los comerciantes deben quedarse tranquilos porque somos el último eslabón de la cadena, no somos los formadores de precios".

Una olla de presión

Exponiendo las expectativas del sector en torno a esta propuesta de la Secretaría de Comercio, el secretario de la CGA afirmó: "No veo que este problema pueda solucionarse en el corto plazo con un congelamiento de precios por 90 días. Haremos todo esfuerzo posible, quizás dándole importancia a la comercialización de productos generados en las Pymes por ejemplo, pero personalmente no creo que en tan poco tiempo se pueda detener la inflación; es más: esto puede provocar el mismo efecto que una olla a presión, que tras el congelamiento, después del 7 de enero, explote todo, lo que sería un grave problema y repercutiría en la macroeconomía. Además los controles de precios podrían generan desabastecimientos de productos. No es nada fácil manejarse en una situación económica como la actual".


Otros de esta sección...
BuscaLo Clasificados de Pergamino y su región
Buscar en Archivo
Tapa del día
00:00
15:42
Errores:  0
Pistas:  38

Tu mejor tiempo:
12:07
Registrate o Ingresá para poder guardar tus mejores tiempos.

Nueva Partida
1 2 3 4 5 6 7 8 9
Editorial
Funebres
Perfiles Pergaminenses
Lejos del pago
Farmacias de turno
Lotería

LO MÁS LEÍDO