Pergamino

Nueva era de LA OPINION: suscripciones y ventajas de su sistema de beneficios


Para suscribirse se debe entrar por la Web del Diario y clickear el botón “Ingresar”

Crédito: LA OPINION

Para suscribirse se debe entrar por la Web del Diario y clickear el botón “Ingresar”.

Los lectores que quieran acceder sin restricciones a los contenidos que se publican en el sitio Web del Diario deben estar suscriptos. El costo puede ser fácilmente amortizado con la tarjeta de beneficios del Club LA OPINION, a la cual están adheridos decenas de comercios de la ciudad.

Para leer sin restricciones todos los contenidos del Diario por Internet es necesario adherirse al sistema de suscripción que está vigente. De todos modos, quienes no estén adheridos accederán a un número limitado de noticias por mes; una vez agotado ese cupo deberán esperar al mes siguiente para que se habilite el nuevo crédito gratuito.

El sistema viene de la mano de un programa de beneficios, denominado Club LA OPINION, a través del cual el usuario accede a importantes descuentos en una serie de comercios de diversos rubros. Al final, si se lo utiliza de manera conveniente, el valor de la suscripción termina siendo amortizado por los beneficios, y hasta se puede obtener un saldo favorable.

Por ejemplo, el valor de la suscripción mensual para la lectura por la Web es de 400 pesos. Ese monto puede ser compensado en una sola compra en una zapatería que haga el 10 por ciento de descuento para un producto de 4.000 pesos. O combinando varias compras al mes en una óptica, una perfumería, o una tienda de ropas. Es decir que con presentar la tarjeta del Club LA OPINION en diferentes compras que en total alcancen o superen los 4.000 pesos en negocios que hagan el 10 por ciento de descuentos, ya se compensa el desembolso que se debe hacer para tener acceso ilimitado a los contenidos de LA OPINION.

Este sistema de abonar para acceder a las noticias no es nuevo. De hecho la mayoría de los medios de alcance nacional o de capitales de provincia lo hacen y ahora va llegando la hora para los medios de localidades más chicas. 

Para suscribirse se puede hacer en simples pasos desde la web www.laopinionpergamino.com.ar clickeando en la pestaña que dice "Ingresar", ubicada arriba a la derecha.

El contexto

Atravesamos una nueva edad histórica que bien podría ser catalogada con el nombre de Digital. Estamos inmersos en ella, lo sabemos todos, pero nos cuesta frenar para reflexionarlo y así imaginar, aunque sea mínimamente, hacia dónde vamos. Hoy pensar un mundo de relaciones sin conectividad es imposible, todo está al alcance con una palabra clave y un click, los datos abundan y no sabemos discernir entre lo que nos va a ser útil para estar informados y así tomar decisiones –del tipo que sean-y lo que en definitiva es material de descarte.

Para esto último están los medios serios y los periodistas profesionales, los unos para los otros y juntos para su masa de seguidores. Esa seriedad y ese profesionalismo no se obtienen por declamación, es fruto de la conjunción de la formación, el talento, el esfuerzo, la constancia, la responsabilidad, la autocrítica, la creatividad y en definitiva la experiencia.

En ese tren está LA OPINION, marcando un camino en esta nueva era, aplicando en el mundo de la virtualidad sus más de cien años de trayectoria recorridos en un campo del periodismo de formato tradicional. Porque esa experiencia, que no se compra ni se vende, es la savia de los medios de comunicación, más allá del formato en que se presente.

En este tiempo de transición, el Diario LA OPINION de Pergamino, fundado el 13 de febrero de 1917, tomó la firme decisión de continuar informando a los pergaminenses, los que habitan este suelo y los que quieren seguir informados desde el lugar del mundo que les haya tocado estar. Para hacerlo tuvo que sumergirse en aguas desconocidas para un medio tradicional, lo que obligó a ir tomando decisiones difíciles, apurando algunos asuntos y dilatando otros, para estar a la altura no sólo de lo que los lectores iban requiriendo, sino de lo que se podía vislumbrar como el futuro cercano. Un futuro –vale remarcarlo- que no conoce sosiego, porque justamente esta era tiene como característica el vértigo de la innovación permanente, algo para lo que la mente de los hombres y mujeres de este tiempo todavía no están del todo adaptadas. 

El proceso de cambio

Para seguir informando con calidad periodística en tiempos de cambios tan profundos, LA OPINION tuvo que cambiar; con los temores que implican las variantes y con la adrenalina que generan los desafíos. Así, después de casi 100 años de trayectoria en papel, se empezó tibiamente a desarrollar una página Web con contenidos básicos para satisfacer una demanda de lectores digitales que era mínima, por entonces con una fuerte presencia de lectores en papel. Luego, producto de una demanda cada vez más alta de flujo informativo en la Web, se fue subiendo la intensidad de noticias digitales. Hasta allí ambos formatos se complementaban pero la sustentación económica de la empresa periodística comenzaba a flaquear porque a la par de que los lectores mutaban del papel a la web, dejaban de pagar por leer las noticias cuya producción requería los mismos costos de siempre, fundamentalmente para abonar los honorarios de los periodistas y todos los costos que significa mantener una empresa, en este caso una Pyme como LA OPINION.

Por eso ahora, desde hace unos meses, LA OPINION inició un nuevo proceso, para que quienes se sientan cómodos e identificados con la forma de informar y con los contenidos en general que propone el Diario, puedan suscribirse para tener acceso irrestricto a todas las notas que se suben al sitio Web. 

Pagar para leer

No fue una decisión sencilla de tomar pero fue absolutamente necesaria, basada en el concepto de que siempre se pagó para leer los diarios y ahora, con formato digital, los contenidos que son producidos por periodistas profesionales, también deben ser costeados, en parte, por quienes los consumen. La otra parte se compensa con ingresos en concepto de publicidad. De hecho siempre alguien abonó el diario en papel, más allá de la cantidad de personas que leyeran cada ejemplar. Y esa retribución por la prestación del servicio informativo que, reiteramos, sigue siendo con el profesionalismo y la experiencia lograda en más de 100 años de trayectoria con adaptación a los tiempos que corren, debe ser brindada por aquellas personas que con determinada periodicidad se nutren del material producido por el medio de comunicación.

Con todo, como se dijo más arriba, la lectura aún puede resultar gratis y hasta generar una ganancia al lector que se adhiera y utilice el sistema de beneficios que ofrece LA OPINION.

Cada usuario que se suscriba para acceder de manera irrestricta a los contenidos de LA OPINION, de manera automática pasa a ser miembro del Club LA OPINION, un sistema de beneficios pensado para obtener descuentos en comercios de diferentes rubros.

Aquel lector que encuentre dificultades para suscribirse, puede comunicarse para recibir ayuda con la Administración del diario, de lunes a viernes de 9:00 a 16:00, llamando al 417755 internos 109,145 ó 146.

La tarjeta

La iniciativa consiste básicamente en una tarjeta de beneficios para quienes se suscriban y abonen una membresía de bajo costo (400 pesos por mes para leer los contenidos de manera digital ó 1.200 pesos si se incluye la entrega en domicilio de los ejemplares en papel de viernes, sábados y domingos). Los portadores de dicha tarjeta podrán acceder sin límites a los contenidos que diariamente se publiquen en el portal web de LA OPINION y a la vez obtendrán importantes descuentos y varios beneficios en una lista amplia de comercios, de todos los rubros. Cada comercio adherido, ya sea de productos o servicios, brindará un beneficio puntual a los suscriptores del Club LA OPINION.

La ecuación es que cada suscriptor abone mensualmente el valor de lo que antes significaba comprar el diario en papel y que por ese desembolso, además de estar bien informado, logre importantes descuentos y beneficios en los comercios adheridos que compensarán ese costo de suscripción. Por su parte, los comerciantes no tienen ningún costo; solo deben poner a disposición un beneficio que sea atractivo para los potenciales clientes. Sin tener que abonar nada para ser parte de la lista de negocios adheridos, gozan de difusión publicitaria que los pone en la consideración de quienes hoy no son sus clientes, más allá de que sean suscriptores o no de LA OPINION, porque la publicidad la verán todos los lectores: los digitales, los de redes, los de papel de compra y lectura ocasional.

De este modo se aspira a, por un lado, que haya más circulación de clientes que serán atraídos por los descuentos que ofrezcan los negocios, y por otro, que cada suscriptor con los beneficios que obtenga con un par de compras, "salve" o amortice los gastos que le implica estas adherido a la suscripción de LA OPINION.

El beneficio a otorgar es a elección de cada comercio, pero se pide que sea atractivo y superador de cualquier otro que se haga habitualmente. El objetivo es que les sirva a los comercios, por eso el propósito es que apliquen el beneficio para atraer clientes que hoy no los visitan, para mover los productos con menos salida o con más márgenes o para publicitar lo nuevo que tengan en su oferta, o bien liquidar aquello que no seguirán ofreciendo.

Otra cuestión a tener en cuenta es que el beneficio se puede ir cambiando, muy sencillamente, desde la página Web del Club. Solo se pide una semana de anticipación para poder darle publicidad.


Otros de esta sección...
BuscaLo Clasificados de Pergamino y su región
Buscar en Archivo

CORONAVIRUS EN PERGAMINO

Información actualizada al 17/02/2021 a las 10:05 Hs. (Fuente: Municipio de Pergamino)

Positivos activos -
Recuperados -
Positivos totales -
Sospechosos -
Aislados -
Descartados -
Fallecidos -
Tapa del día
00:00
15:42
Errores:  0
Pistas:  38

Tu mejor tiempo:
12:07
Registrate o Ingresá para poder guardar tus mejores tiempos.

Nueva Partida
1 2 3 4 5 6 7 8 9
Editorial
Funebres
Perfiles Pergaminenses
Lejos del pago
Farmacias de turno
Lotería

LO MÁS LEÍDO