Pergamino

EFA Acevedo: una escuela regional con dificultades para su normal desarrollo


En su regreso a la presencialidad, el establecimiento de nivel secundario con orientación agraria y metodología pedagógica de alternancia, presenta serios inconvenientes en las cañerías de agua y en el sistema eléctrico, a lo que se suma el mal estado del camino de tierra de casi 4 kilómetros que lo separa del pueblo.

Casi cuatro kilómetros de camino de tierra separan la Escuela de la Familia Agrícola "Dr. Ernesto Nazar" (Dipregep 4561), con la Ruta nacional Nº 188 y el pueblo de Acevedo.

Fundado en 1973 en la localidad de Sarasa, Partido de Colón, pero instalado en la zona rural de Acevedo en 1992, este establecimiento que ocupa un predio de tres hectáreas, perteneciente a la Fundación "María Antonina Acevedo", cuenta con nivel secundario con orientación agraria y metodología pedagógica de alternancia. 

Este novedoso sistema de formación, que aplica la EFA, es una metodología válida para que los jóvenes se capaciten en contacto con su propio medio, cerca de la familia y compartiendo con sus pares las diversas instancias formativas. Este método –originado en Europa en 1937- se adoptó en 1969 en la República Argentina. En su forma, la alternancia consiste en un momento de formación en la escuela (una semana) con clases teórico-prácticas, actividades de limpieza y mantenimiento, momentos de reflexión y recreación, junto al personal docente. Otro momento (otra semana) se desarrolla en el hogar de cada uno, cuando las chicas y chicos conviven con sus propias familias, cooperan con las actividades de la casa o se desempeñan en empleos temporarios. Además, deben cumplir con las tareas de estadía y los trabajos de investigación que se les han consignado en la Escuela. En su esencia, la alternancia permite que el alumno pueda palpar su propia realidad como parte del proceso de aprendizaje.

Actualmente asisten 82 alumnos que llegan desde localidades como Pergamino, Acevedo, San Nicolás, Colón y Maguirre, y cuenta con 28 docentes también de distintos puntos de la región.

"La particularidad de las EFA es que no contamos con personal de limpieza ni portero. Estas actividades las hacen los chicos: limpian las aulas, lo baños, los pasillos, la cocina, el comedor. Actualmente los docentes también están cocinando", explicó Esteban Torrieri, director del establecimiento desde hace cuatro años, que recibió a LA OPINION en el predio.

Alejandra Cecilia Moreno, maestra de grado y Profesora de Educación Física desde hace 20 años, agregó: "tenemos un equipo de gente que permanece todo el tiempo con los chicos, separado de los docentes que cumplen sus horas. Son preceptores residentes que acompañan a los chicos durante toda la semana, incluso por las noches".

En este punto, Torrieri acotó: "los chicos están en permanente acompañamiento por al menos dos docentes, a partir de las 6 de la tarde, cuando terminan la jornada escolar tienen las tareas habituales de recreación, aseo personal, hasta las 10 de la noche, hora en que se van a dormir, porque al día siguiente se levantan a las 6:30". 

La estadía de una semana en el establecimiento, le permite a los alumnos realizar las prácticas de las materias vinculadas al ámbito agrario, como huerta, granja, cría de animales, etcétera.

"En esos proyectos de la orientación cada uno tiene un espacio. Está donde se crían los pollos, la huerta, un taller de mejora. Así se van haciendo las cosas que la Escuela necesita y además van a aprendiendo en cada materia", indicó Moreno al tiempo que destacó que la institución cuenta con un tractor.

Problemas edilicios

Luego de más de un año de trabajo virtual por la pandemia, la Escuela de la Familia Agrícola "Dr. Ernesto Nazar" reabrió sus puertas a mediados de agosto con la presencialidad y los internados, y los problemas edilicios no tardaron en reaparecer.

Es que, el viejo edificio, en el que originariamente funcionó un convento, desde hace tiempo presenta complicaciones en su estructura, principalmente en sus instalaciones de agua y electricidad.

Precisamente, el director –mostrando la pérdida de un importante caño de agua- afirmó que las tareas de mantenimiento "las empiezan a hacer ellos (los alumnos) con la supervisión nuestra". Y destacó que "así como cavaron este pozo para dar con la pérdida de agua, también pasan la cortadora de pasto o trabajan en la huerta o en el gallinero".

Un camino intransitable

"Son muchas -sintetizó Torrieri refiriéndose a las necesidades-. Una de las principales es el camino, que se torna una complicación cuando llueve porque la escuela sigue funcionando en la semana. Los chicos están acá adentro y hay que atender sus necesidades. A esto se suman las horas que los docentes cumplen en la Escuela para luego tener que retirarse y el equipo de acompañamiento de los internos que no puede faltar nunca porque sería un caos", indicó. 

"Camionetas hay una de un docente y yo tengo una Duster que es doble tracción, pero cuando está resbaloso se complica", agregó el docente santafesino.

Moreno acotó que "el ingreso se hace normalmente en el auto que el director pone a disposición o en una camioneta de un compañero, pero sino directamente entramos caminando. Hay que llegar de cualquier manera porque los chicos quedan en la Escuela. Nos ha pasado que hemos tenido que entrar con el pan del día o algún otro alimento para poder continuar con la cocina".

El vetusto edificio y la falta de mantenimiento provocan que todos los meses haya una emergencia, con serias averías en las cañerías de agua y en el sistema eléctrico. 

"Del sistema eléctrico se hizo una parte a través de la Asociación Civil La Doble Ayuda de la Ciudad de Buenos Aires. Ellos se acercaron a la Escuela, nos asesoraron y nos financiaron", refirió Torrieri y agregó: "esta Asociación también nos ayudó en la colocación de la membrana para reparar los techos que habíamos recibido del Municipio de Pergamino". 

En este punto, también indicó que del Municipio también recibieron colchones y bancos usados para los alumnos "porque los chicos no tenían donde sentarse", aseguró.

La entidad propietaria de la EFA es una Asociación Civil, integrada por las propias familias de los alumnos. Un Consejo de Administración –elegido y renovado anualmente por la asamblea- es el encargado de gestionar los recursos de la Escuela. 

El servicio educativo es gratuito, no confesional, para ambos sexos, con internado de lunes a viernes y servicio de comedor. 

Producción propia

Entre las diversas tareas de estudio que los alumnos realizan, se encuentra la materia Agroalimentos que incluye la elaboración de productos como dulce de leche, mermeladas, manteca y crema, por el momento para consumo propio.

"Es así porque el menú del comedor es bastante variado y para que los chicos hagan prácticas", sostuvo el director.

La idea es a futuro poder envasar y almacenar, y comercializarlo al pueblo. "En otros años hemos ido a Acevedo y comercializamos verduras y plantines. La idea es sumarle otros productos como el dulce de leche casero o mermeladas, incluso berenjenas en escabeche", concluyó. 


Otros de esta sección...
BuscaLo Clasificados de Pergamino y su región
Buscar en Archivo

CORONAVIRUS EN PERGAMINO

Información actualizada al 17/02/2021 a las 10:05 Hs. (Fuente: Municipio de Pergamino)

Positivos activos -
Recuperados -
Positivos totales -
Sospechosos -
Aislados -
Descartados -
Fallecidos -
Tapa del día
00:00
15:42
Errores:  0
Pistas:  38

Tu mejor tiempo:
12:07
Registrate o Ingresá para poder guardar tus mejores tiempos.

Nueva Partida
1 2 3 4 5 6 7 8 9
Editorial
Funebres
Perfiles Pergaminenses
Lejos del pago
Farmacias de turno
Lotería

LO MÁS LEÍDO