Pergamino

Centro Integral para Mujeres, un espacio para el resguardo de la violencia


El equipo de profesionales que forma parte de la labor diaria que se desarrolla en el Refugio

Crédito: LA OPINION

El equipo de profesionales que forma parte de la labor diaria que se desarrolla en el Refugio.

El conocido comúnmente como "el Refugio", es un ámbito administrado por la Dirección de Asistencia a la Mujer, donde se aloja temporalmente a víctimas por razones de género y a sus hijos. Ayer el espacio cumplió ocho años desde su apertura. En este lapso se registró el ingreso de 101 mujeres y 175 menores. Cómo es la labor diaria, en el siguiente informe.

Hace ocho años, precisamente un 17 de julio, abría sus puertas en Pergamino el Centro Integral para Mujeres (CIM) "Antonia Rivadaneira", un espacio municipal creado para albergar a mujeres víctimas de violencia por razones de género y a sus hijos que atraviesan una situación de riesgo.

El refugio se constituye como un ambiente único en la región ya que no todas las ciudades cuentan con este tipo de espacios, es sostenido con recursos municipales y su administración está a cargo de las profesionales de la Dirección de Asistencia a la Mujer y la Familia que realizan las admisiones, asisten, asesoran y acompañan a las mujeres que, por propia voluntad, ingresan para alejarse del riesgo que les implica convivir con el agresor o que éste sepa dónde se encuentran.

Habiendo dado el paso de decidir vivir en el refugio por un tiempo, no más de tres meses que es el máximo permitido, la mujer comienza a transitar el camino del empoderamiento. En este proceso son muchas las personas que intervienen ya que el equipo interdisciplinario de la Dirección de la Mujer orienta su trabajo a cada caso particular, con el objetivo de ayudar a esa mujer vulnerada para que definitivamente pueda salir del círculo de la violencia. A decir verdad, a veces el propósito se cumple y a veces no, ya que es muy habitual la reincidencia debido a sentimientos muy profundos, complejos y, sobre todo, arraigados. 

Cómo funciona

A fin de saber cómo se desarrolla el trabajo en el Refugio a ocho años de su existencia, LA OPINION mantuvo contacto con las mujeres que intervienen en la cotidianeidad del espacio.

En primer lugar, la titular de la Dirección de Asistencia a la Mujer y la Familia, Florencia Vaño Abba, recordó la fundación de este espacio y el por qué de su creación. "El 17 de julio de 2013 abría sus puertas el Centro Integral para Mujeres en Pergamino para albergar a mujeres víctimad de violencia por razones de género. Fue muy importante la creación de este ámbito ya que existía una demanda concreta. En la actualidad no todas las ciudades cuentan con un espacio de estas características por lo que formamos parte del Sistema Integrado Provincial y recibimos derivaciones de localidades de la zona", señaló Vaño Abba.

El fin último del Refugio es alojar a mujeres víctimas de violencia por razones de género con sus hijos, "que padezcan una situación de violencia grave, que haya un riesgo que les impida quedarse en su casa o no tengan una contención familiar". Con esto se explica que siempre el Refugio es la última opción porque se prioriza que la mujer esté con sus vínculos cercanos. "Hay situaciones excepcionales en las que no se puede y por eso apelamos a la derivación al Refugio". Es importante aclarar que para que se autorice el ingreso de una mujer el CIM debe haber existir una denuncia policial.

Cerrado 

Los refugios para albergar a mujeres víctimas de violencia por razones de género pueden ser abiertos o cerrados. En Pergamino por ser una ciudad chica se eligió tener un sistema cerrado por lo que las mujeres y niños que ingresan no pueden recibir visitas, salvo de las profesionales de la Dirección de la Mujer, porque están a resguardo. Tampoco se puede dar a conocer la dirección de dicho espacio. 

El tiempo límite de convivencia de las mujeres en el CIM es de tres meses. "Es importante que después de un tiempo las mujeres puedan recuperar su vida al igual que los niños", aclaró Vaño Abba y sostuvo que hay muchas mujeres que pudieron retomar su vida, que están trabajando y que no han tenido nuevos inconvenientes "así como también hay un alto porcentaje de mujeres que sigue teniendo problemas con sus exparejas y hay que apelar a otro recursos como los dispositivos duales".

Equipo interdisciplinario

El ingreso de una mujer al CIM lo determina el equipo de profesionales de la Dirección de la Mujer, previa derivación de la Comisaría de la Mujer, ya que al momento de hacer la denuncia la víctima manifiesta que no posee un lugar en el cual instalarse o también la Fiscalía, avistando la gravedad del caso, aconseja el ingreso de la mujer al CIM.

Una vez que la víctima de violencia por razones de género, por propia voluntad, quiera acceder al Centro, se entrevista con las profesionales de la Dirección de la Mujer, quienes les informan sobre las condiciones de ingreso, las reglas de convivencia, etcétera. Es válido aclarar que el Centro cuenta con 12 plazas.

Entrevista de admisión

Antonella Rivero, trabajadora social del área, es quien está a cargo de la realización de una entrevista de admisión mediante la cual se indaga para la obtención de datos sobre el aspecto habitacional, económico y sobre los vínculos. "Una vez que la mujer ingresa al CIM comenzamos a planear estrategias para que ésta pueda salir de la situación de violencia. Establecemos vínculos con familiares de la víctima, gestionamos el traslado de ésta a otra ciudad o provincia en caso de ser necesario porque hay chicas que no son de Pergamino y cuyos familiares no saben que están atravesando una situación violenta. También gestionamos alguna documentación que fuera necesaria o la inscribimos en algún curso o taller que le guste. Además nos contactamos con los establecimientos educativos a los que asisten los niños ya que durante la permanencia de ellos en el Refugio no pueden ir a clases presenciales por lo que necesitamos que los docentes nos envíen las tareas", detalló Rivero.

Empoderamiento

La psicóloga del equipo es Jimena Marchi. "Realizo una asistencia tanto a las mujeres como a sus hijos dentro del Refugio, cuando egresan continúo con la mujer mientras que a los niños, en caso de ser necesario, los derivo con otros profesionales", indicó Marchi.

Por otro lado afirmó que "apuntamos a la revinculación de la mujer con sus familiares. Por eso nos comunicamos con ellos para desarrollar esa labor. Una vez que la mujer egresa trabajamos para que la familia sea el primer sistema de contención".

-¿Cuáles son los sentimientos que priman en la mujer cuando ingresa al CIM?

-La mujer ingresa al Refugio con una vulnerabilidad inmensa. Es una mujer que ha perdido vínculos sociales, que se alejó de su familia y de sus amistades por eso mi trabajo excede al tiempo que la mujer pase en el Refugio sino que hay una labor posterior.

El empoderamiento es fundamental porque el miedo que sienten a no poder resistir sin esa persona (el agresor) forma parte de la vulnerabilidad y de la dependencia que se generó. Por otro lado apuntamos al empoderamiento psicológico ya que nos encontramos con mujeres de baja autoestima producto de situaciones traumáticas que la ubicaron en ese lugar, de no sentirse preparada para salir adelante sola. Por otro lado está el contexto, al aislarse la mujer víctima de violencia de sus afectos se siente insegura.

Asesoramiento legal

Giuliana Zanocco es la abogada del equipo de la Dirección de la Mujer, su rol es fundamentalmente el de asesorar jurídicamente y legalmente a las víctimas de violencia por razones de género en lo que respecta "a las medidas solicitadas a la Justicia por las víctimas, como puede ser prohibición de acercamiento, exclusión del hogar y restitución de pertenencias. Asimismo oriento en temas legales vinculados a los derechos que tienen las mujeres, las tramitaciones de divorcio, regímenes de comunicación y la cuota alimentaria para sus hijos". Es importante aclarar que se brinda un asesoramiento legal pero no un patrocinio a la mujer víctima. En este sentido se establece la conexión con la Defensoría o el Consultorio Gratuito que funciona en el Colegio de Abogados.

Día a día

En la diaria es Vanesa Flores Burlón quien está a cargo del Centro Integral para Mujeres. Ella es la responsable de dicho espacio. En diálogo con el Diario explicó que "las mujeres ingresan y permanecen en el Refugio por propia voluntad, transcurro muchas horas del día en este espacio ya que las acompaño en su convivencia en el CIM, les comento sobre las normas para convivir en orden y armonía ya que en algunos casos contamos con más de una familia. Además soy la encargada administrativa, es decir, realizo las actas, los egresos, efectúo las compras y soy quien las acompaña y traslada según donde deban asistir por un trámite judicial, por cuestiones de salud, y también los egresos porque los traslados a las mujeres se realiza con patrullas a sus propios domicilios o si deben salir de la ciudad".

-¿Cómo se manejan los sentimientos siendo parte de la realidad que les toca atravesar a las mujeres víctimas de violencia?

-Con el paso del tiempo fuimos aprendiendo a ser empáticas con las mujeres que ingresan pero también es importante poner en práctica la objetividad para la resolución del conflicto. Sabemos hasta dónde podemos involucrarnos aunque vivimos una carga emocional muy fuerte porque somos testigos del sufrimiento de las mujeres y de los niños. 

Promotoras de Género

Este año la Dirección de Asistencia a la Mujer decidió incorporar Promotoras de Género que son las encargadas de la visualización del área, sobre todo en campañas que se realizan en la vía pública que se vieron cercenadas por la pandemia. Consecuentemente las Promotoras ayudan en la labor diaria del Refugio. Participan en el acompañamiento a las mujeres y entretienen a los niños. Agustina Zanocco y Melanie Aguilar son quienes en la actualidad desarrollan esta tarea.

El Refugio en números, año por año

Desde 2013 se registró el ingreso de 101 mujeres y 175 menores. El tiempo total de alojamiento en estos ocho años fue de 679 días.

En detalle, en 2013 ingresaron cinco mujeres y 15 menores; 30 días en total de alojamiento. En 2014 ingresaron 13 mujeres y 26 menores, 90 días de alojamiento. En 2015 ingresaron 10 mujeres y 23 menores, 80 días de alojamiento. En 2016, 12 mujeres y 20 menores, 60 días de alojamiento. En 2017, 11 mujeres y 25 menores, 100 días de alojamiento. En 2018, 14 mujeres y 20 menores, 96 días de alojamiento. En 2019, 10 mujeres y siete menores, 24 días de alojamiento. En 2020, 10 mujeres y 17 menores, 149 días de alojamiento. En 2021 van 16 mujeres y 22 menores, 50 días de alojamiento.

Si bien el promedio anual de ingresos es de 10-12 familias, en 2021, hasta este momento se ha superado ese número ya que se advirtieron 16 ingresos.

Sobre las posibles causas de esta mayor cantidad de ingresos durante 2021, Florencia Vaño Abba explicó: "Este número responde, en primer lugar, a que advertimos situaciones más graves de violencia donde incluso se registran lesiones o uso de armas. Por otro lado el alojamiento fue mayor porque las mujeres, sobre todo las que debían viajar hacia otra localidad o realizar alguna tramitación específica, en pandemia no pudieron hacerlo con lo cual ingresaron al Refugio para resguardarse".


Otros de esta sección...
BuscaLo Clasificados de Pergamino y su región
Buscar en Archivo

CORONAVIRUS EN PERGAMINO

Información actualizada al 17/02/2021 a las 10:05 Hs. (Fuente: Municipio de Pergamino)

Positivos activos -
Recuperados -
Positivos totales -
Sospechosos -
Aislados -
Descartados -
Fallecidos -
Tapa del día
00:00
15:42
Errores:  0
Pistas:  38

Tu mejor tiempo:
12:07
Registrate o Ingresá para poder guardar tus mejores tiempos.

Nueva Partida
1 2 3 4 5 6 7 8 9
Editorial
Funebres
Perfiles Pergaminenses
Lejos del pago
Farmacias de turno
Lotería

LO MÁS LEÍDO