Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Tendencias

Dos argentinos diseñaron un casco que combina audio y protección

Soundshield es un casco con auriculares inalámbricos y desmontables pensado para practicar deportes extremos. CLARIN.COM Soundshield es un casco con auriculares inalámbricos y desmontables pensado para practicar deportes extremos. CLARIN.COM

Soundshield es el primer producto de la compañía Unit 1, fundada por Juan García Mansilla y Javier Bertani.


Para quienes practican deportes extremos, escuchar música mientras lo hacen es casi una necesidad, pero tiene sus problemas. Por esto, dos diseñadores industriales de la Universidad de Buenos Aires, Juan García Mansilla (28) y Javier Bertani (40) decidieron crear el Soundshield, un casco con auriculares desmontables e inalámbricos.

El concepto surgió en 2012, cuando Juan cursaba el último año de Diseño Industrial y tuvo que pensar su trabajo final. Siendo fanático del ski, siempre se le complicó escuchar sus temas favoritos de Skrillex mientras bajaba por alguna pendiente nevada y se propuso a encontrar una solución. “Los auriculares tradicionales son molestos para usar dentro del casco y los cables sufren mucho el frío, se rompen”, comenta Juan. Aunque ya existen kits de audio para colocar dentro, cuando te lo sacas, la música se termina y luego quedan colgados en el perchero, sin usarse, durante el resto de la temporada. “Para no tener que usar dos pares, nuestro trabajo se centró en esa unión clave entre el sonido y la protección.”, explica el esquiador. Entonces ideó unos auriculares inalámbricos que puedan ser colocados en un casco cuando la persona lo necesite.

Lamentablemente, ese año no tuvo tiempo para trabajar en el proyecto porque el plazo para entregarlo terminado para la facultad era muy corto. Recién en 2016, luego de trabajar 3 años para la agencia de diseño de Javier, BCK, se juntaron para realizar un primer producto propio y fundaron Unit 1. Javier andaba en skate y la idea de Juan no tardó en convencerlo.

Los auriculares Soundshield pueden ser desmontados del casco para ser usados por separado. CLARIN.COM

El producto final es un casco de 3 milímetros de espesor de un polímero termoplástico llamado acrilonitrilo butadieno estireno, o ABS para los amigos. Tiene 3 milímetros de espesor, dos sets de almohadillas y ventilación. Fue diseñado para cumplir con dos certificaciones europeas, la EN1077, que regula los cascos de ski, y la EN1078, pensada para el uso de bicicletas, skateboards y rollers, y también con el estándar internacional 2040 de ASTM que certifica los cascos para deportes recreacionales en la nieve. Considerando esto, el Soundshield cubre casi todo, a excepción de los deportes motorizados.

Por su parte, los auriculares tienen parlantes de 40 milímetros junto a una batería que resiste 16 horas de uso y cuentan con un dial para regular el volumen y un solo botón para manejar las diferentes funciones. Al igual que otros que usamos con nuestros teléfonos, podemos tocarlo una vez para darle play o pausa, dos veces para pasar a la siguiente canción, tres veces volver a la anterior y si lo mantenemos apretado tres segundos, se prenden o buscan un dispositivo Bluetooth al cual conectarse. También tienen un puerto de audio de 3.5mm para cuando la conexión inalámbrica no es una opción y son resistentes a las salpicaduras y, por supuesto, al sudor.

Ya con el producto terminado, lanzaron una campaña de financiamiento colectivo en IndieGoGo para comenzar a fabricarlo. “El crowdfunding es relativamente nuevo, tendrá solo 5 o 6 años, y tiene la particularidad de brindar acceso a fondos que de otra manera serían imposibles de conseguir”, explica Juan. El diseño estaba listo, pero al transformarse en una empresa tenían que tratar con los proveedores y hacer cerrar los números. Para esto sumaron a Francisco Abelleira, un amigo argentino para que ponga el ojo en los negocios.

Hasta ahora, todas las personas que vieron el producto les dieron una respuesta positiva y la verdadera prueba, que comenzó ayer con la campaña, hasta ahora es un éxito: Soundshield ya lleva recaudados 15 mil dólares. Con un video filmado en Bariloche y protagonizado por el esquiador Marcos Mavric, el equipo de Unit 1 espera alcanzar su objetivo flexible de 50 mil dólares. Si todo sale bien, los que colaboren con el proyecto recibirán sus cascos para fines de este año.

Para Juan y Javier, el Soundshield es el inicio de una empresa donde la innovación y la pasión por los deportes se unen para llevarle a otros fanáticos soluciones a los problemas específicos de cada disciplina. Son problemas que solo alguien que los haya vivido puede comprender y resolver de manera definitiva, no solo haciendo el truco, sino también aterrizando con estilo. (CLARIN.COM)