Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Policiales

Ola de asaltos: denunciaron varios robos a motociclistas y transeúntes

Las motos se han convertido hace tiempo en uno de los principales objeto de interés para los delincuentes. (ULTIMA HORA) Las motos se han convertido hace tiempo en uno de los principales objeto de interés para los delincuentes. (ULTIMA HORA)

Los atracos con armas no dan tregua. Tres personas fueron desapoderadas de sus respectivos vehículos, en tanto que a otras les robaron las carteras. También fue denunciado otro episodio de esta modalidad en un predio rural cercano al casco urbano.


Al menos seis episodios de robos a mano armada fueron denunciados en el transcurso de los últimos días tanto en el casco urbano de la ciudad como en la zona rural del Partido.

En la jornada de ayer se tomó conocimiento de otros tres casos de asaltos a motociclistas, así como también a dos mujeres que fueron abordadas en la vía pública y desapoderadas de sus respectivas carteras. También se registró un hecho de robo con armas en un campo ubicado en la zona rural periférica a la ciudad.

 

Asaltos a motociclistas

Las motos se han convertido hace tiempo en uno de los principales objeto de interés para los delincuentes. Los robos se producen tanto en ausencia de los propietarios como a punta de pistola, y es precisamente esta modalidad la que produce mayor temor en los conductores.

Circular en moto en determinadas horas de la noche puede resultar un riesgo real y no hay zona que esté exenta de ello.

Un hecho de estas características se produjo el martes por la noche en inmediaciones de calles Intendente Laguía y Estrada, donde dos sujetos armados y a bordo de una moto interceptaron a un joven y lo obligaron a detener la marcha. 

De inmediato, el sujeto que iba de acompañante, descendió del rodado y tomó el control de la moto de la víctima, además de sustraerle la billetera y el teléfono celular.

En calle Matheu al 500 se produjo otro caso de similares características. En esta oportunidad la víctima fue una mujer que se encontraba en la vereda, sentada sobre la moto cuando de improviso se presentaron dos delincuentes en otro rodado. Ambos llevaban los rostros cubiertos con cascos y el que iba sentado detrás, extrajo un arma de fuego y mediante amenazas obligó a la mujer a que le entregara el vehículo. 

En avenida Ameghino otra mujer fue víctima de un robo similar. Dos sujetos en una moto se le colocaron a la par, la obligaron a detener la marcha apuntándole con un arma y la desapoderaron del rodado.

 

Robos de cartera

Por otra parte, en las últimas horas también fueron denunciados dos asaltos a mujeres en la vía pública.

Una de las víctimas iba caminando a la par de su hijo, el cual circulaba en bicicleta, cuando fueron abordados por dos delincuentes en la intersección de calles Niñas de Ayohuma y Curuzú Cuatiá del barrio Belgrano.

Los asaltantes detuvieron la moto y mediante intimidación con un arma blanca, uno de ellos le sustrajo la cartera con 500 pesos en efectivo a la mujer, mientras el otro le robó la bicicleta al niño, para luego darse a la fuga.

Algo similar le ocurrió a otra vecina mientras caminaba por inmediaciones de Mitre y Estrada. Al igual en los casos anteriormente mencionados, los asaltantes eran dos y se movilizaban en una moto.

La mujer fue amenazada con un arma de fuego y desapoderada de la cartera con el teléfono celular y unos 100 pesos.

 

Robo puestero

El caso restante sucedió en un establecimiento rural ubicado sobre calle General Sabio, en la zona oeste de la ciudad, a unos dos kilómetros del casco urbano de Pergamino.

Según fuentes policiales, el puestero se encontraba a cargo del predio cuando de imprevisto se presentó un individuo al que había conocido días antes.

Este sujeto le comentó que había tenido un inconveniente con otras personas y le pidió al casero que lo dejara pasar. Transcurridos algunos minutos se hizo presente otro individuo que  contó una historia similar.

Luego de un par de horas, uno de los sujetos comenzó a discutir con el otro y extrajo de entre sus prendas de vestir un arma de fuego, con la cual intimidó a ambos exigiéndole dinero, pero como estos no tenían efectivo, los desapoderó de sus respectivos celulares.