Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Reclamos por caños rotos que derrochan agua potable y trabajos sin concluir

Derroche permanente de agua potable en calle Castelli entre el 0 y 100. LA OPINION Derroche permanente de agua potable en calle Castelli entre el 0 y 100. LA OPINION

En calle Castelli entre el 0 y 100 el agua se acumula frente a los domicilios por una pérdida que lleva aproximadamente un mes. En calle Fernando Bello al 1400 el desperfecto fue solucionado pero la vereda quedó sin reparar.


La presencia de un caño roto que lleva más de un mes derrochando agua potable, motivó el reclamo de un grupo de vecinos domiciliados sobre calle Castelli entre el 0 y 100, quienes luego de realizar varios reclamos sin obtener respuestas, optaron por realizar una denuncia pública a la espera de una solución rápida.

Desde mediados de enero los habitantes de la cuadra comenzaron a advertir que el agua brotaba de una llave de paso ubicada sobre la vereda, a metros de la intersección con calle Azcuénaga. A partir de entonces la presencia de agua en el cordón de la vereda es permanente.

Según indicaron a LA OPINION los vecinos del sector, han realizado numerosas denuncias a la línea habilitada por el municipio para realizar reclamos (147) y también a los teléfonos de la Dirección de Obras y Servicios Sanitarios, pero no han obtenido soluciones.

Además de los inconvenientes que genera la pérdida de agua a los vecinos domiciliados en la cuadra, la rotura del caño también provoca del derroche permanente de agua apta para el consumo.

 

Vereda rota

Por otra parte, semanas atrás se registró en calle Fernando Bello al 1400 un caso similar que si bien ha sido reparado por una cuadrilla de operarios, los vecinos advierten que “rompieron la vereda y dejaron el hueco sin cubrir ni señalizar”.

 

En este caso la respuesta al reclamo por la pérdida de agua no tardó en llegar, pero lo que generó la indignación de los vecinos es que la rotura de la vereda deberá ser arreglarla ellos mismos, según les habrían manifestado los operarios.

En calle Fernando Bello al 100 el caño fue reparado pero dejaron la vereda rota. (LA OPINION)