Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Preocupa la inseguridad vial en cercanías de las escuelas

Apelan a que se tome conciencia sobre el uso del casco. (LA OPINION) Apelan a que se tome conciencia sobre el uso del casco. (LA OPINION)

Más allá de los operativos que se llevan a cabo durante los días de clases, en los horarios de ingreso y egreso muchas personas continúan sin acatar las normativas al punto que hay infracciones recurrentes como viajar más de dos ocupantes en una motocicleta.


Los problemas que suceden en las inmediaciones de las escuelas durante los horarios pico son reiterativos al punto que no alcanza el trabajo que lleva adelante Inspección General para brindar seguridad a quienes no cumplen con las normativas vigentes. En este sentido son visibles las infracciones tales como falta de casco, más de dos personas en una moto o bien dejar el auto parado en doble fila con las balizas prendidas provocando un  embotellamiento tal que no se puede pasar con normalidad.  Teniendo en cuenta que muy pocos respetan las legislaciones, tanto para circular en un rodado o bien peatones que cruzan la calle a mitad de cuadra; el Municipio seguirá con las verificaciones apelando al compromiso de los vecinos en tratar de mejorar prácticas que ponen en riesgo su integridad física, aunque en muchos casos los más chicos son los que pueden sufrir un accidente.

“Son muchos factores los que hacen al tránsito, no podemos centrarnos nada más que en las motos porque de esa manera dejaríamos un amplio espectro sin cubrir”, advirtieron en el área local que conduce Leonardo Riera. 

“Todo tipo de multas se labran a la salida de las escuelas o bien en los ingresos y no es posible que estemos con estas situaciones tan conflictivas”, reconocieron quienes hacen el trabajo coordinados por Miguel Artero. 

Cruzar la calle sin mirar, a mitad de cuadra entre vehículos o con el semáforo en rojo, casi siempre corriendo porque se llega tarde; o viajar en moto sin casco son las conductas de riesgo más extendidas entre los escolares en los establecimientos de la ciudad. “Sumemos la congestión frente a los edificios educativos porque nadie quiere dejar el auto a unas cuadras y llegar caminando, es imposible que todos puedan parar en la puerta de la escuela aunque parecen cosas que no se entienden”, reconocieron desde esta dependencia con oficinas en Tucumán al 200.

 

Motos con más de dos 

Esta modalidad, a través de la cual los padres llevan a varios niños, en su mayoría sin casco, generalmente se percibe en los horarios de ingreso y egreso a edificios escolares y también suceden casos similares en entidades donde los niños desarrollan alguna actividad cultural o deportiva. “Tenemos que terminar con las motos que transportan más de dos personas, es un riesgo constante para la integridad física de los ocupantes de esa motocicleta y apuntaremos a sancionar este tipo de faltas”, destacaron en Inspección General.  

Este tipo de situaciones que se registra es algo habitual en épocas de clases; en la zona de avenida Rocha e Hipólito Yrigoyen muchas veces resulta difícil transitar en los horarios en que los chicos salen de la escuela. Lo mismo sucede en las inmediaciones de Avenida de Mayo y Monteagudo, o bien en Florida, a metros de 25 de Mayo. 

“Las cuestiones que plantean los vecinos son muy claras porque les estacionan los autos en la puerta de sus casas y no les periten salir”, señalaron en la Municipalidad.

“Necesitamos que se tome conciencia que son cosas graves, que no podemos estar multando así porque sí ante situaciones que son riesgosas; esto es entre todos y la responsabilidad también se comparte entre el Estado y la ciudadanía, dijeron sobre los procedimientos que realizan. 

 

Gente sin el casco

Mientras que en algunas zonas de la ciudad se percibe más cantidad de gente con el casco para circular en sus motos, en las cercanías de las escuelas muchas veces se ve que no llevan los cascos ni los padres ni los chicos “y esto no puede permitirse de ninguna forma ya que siempre se notificó sobre la situación; los mismos inspectores nos cuentan que son reiteradas las faltas sancionadas a una misma persona y nunca se nota demasiada preocupación. Incluso terminamos secuestrando esa motocicleta ante el reclamo de los restantes transeúntes”, reconocieron.

Lamentablemente parece que, pese a las normas vigentes y a la frecuente existencia de niños y adolescentes víctimas de siniestros viales, los agentes de tránsito, los policías y el personal de la Patrulla Urbana no pueden hacer entender el riesgo que implica andar sin los elementos de seguridad que protegen a la hora de una colisión. 

“Es preocupante lo que vemos; nadie cumple las normas, se estacionan en medio de la calle y ni siquiera utilizan el casco. 

“Estamos ofreciendo capacitaciones sobre seguridad vial a través de convenios que firmó el Municipio y analizamos con el área de Seguridad, a cargo de Karim Dib, interactuar con otros organismos para traer talleres específicos para capacitadores que luego replicarán este tipo de conocimientos en sus actividades”, advirtieron en el Municipio mediante un informe que oportunamente publicó LA OPINION.