Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Preocupa a los adjudicatarios la entrega de la primera etapa de las 148 viviendas

La construcción de la primera etapa estará terminada antes de fin de año, según se informó desde el Instituto de la Vivienda de la provincia de Buenos Aires. (LA OPINION) La construcción de la primera etapa estará terminada antes de fin de año, según se informó desde el Instituto de la Vivienda de la provincia de Buenos Aires. (LA OPINION)

Desde el Municipio explicaron que son cuestiones vinculadas con el Instituto de la provincia. Aunque convocaron a la veeduría para poder evaluar una serie de alternativas y que sean las autoridades bonaerenses las que determinen la forma de adjudicar. La construcción se hará en tres fases y la primera se terminará antes de fin de año.


Mientras las obras para construir las 148 viviendas en la zona sur de la ciudad se están desarrollando a muy buen ritmo, los adjudicatarios reclamaron recientemente una serie de cuestiones vinculadas con la manera en la que se entregarán estas casas que en su momento tendría que haber llevado a cabo el Sindicato de Luz y Fuerza. 

“Estamos hablando en términos positivos porque hay tareas en marcha para que el complejo habitacional sea una realidad luego de tantas trabas que se pusieron”, dijo ayer Juan Manuel Batallánez, secretario municipal de Tierra, Vivienda y Obra Pública Social al ser consultado por el Diario. 

“Este tipo de cuestiones que se plantearon habrá que presentarlas en la Provincia teniendo en cuenta que existe una modalidad para que se adjudiquen las casas que son realizadas a través de estos planes, aunque lo importante es tener presente que las obras se hacen, que ahora se está cumpliendo con aquello que se comprometió delante de los vecinos que lucharon muchísimo para evitar que este proyecto quedara en la nada”, añadió el funcionario resaltando las gestiones realizadas por los adjudicatarios para lograr la reactivación.

 

Reunión con la veeduría

En el transcurso de la entrevista Batallánez confirmó que hoy habrá una charla con los integrantes de la veeduría que se constituyó oportunamente para realizar el seguimiento de los trabajos; “queremos explicarle a los vecinos que existe un sistema impulsado por el Instituto de la Vivienda donde se dice ‘primero en el tiempo, primero en el derecho’ y esto tiene que ver con beneficiar a los que antes firmaron los contratos dado que aplican siempre esta modalidad”, señaló el secretario haciendo referencia al motivo principal de las protestas que se generaron.

-¿Qué dialogarán con los integrantes de la veeduría?

-Antes que nada todos deben saber que el Instituto es de la provincia de Buenos Aires y que el Municipio en este caso solamente actúa como mediador, por otra parte la gente tendrá que armar una opción para que sea analizada por las autoridades provinciales ya que muchos creen que las primeras 50 casas serán para los afiliados al gremio. Y esto se da porque la construcción del complejo habitacional está dividida en tres etapas, dos de 50 viviendas realizadas y la última de 48 módulos para cumplimentar con la totalidad del proyecto. 

Por tal motivo convocamos a los adjudicatarios para que evalúen alguna otra alternativa que podamos alcanzarle al Instituto y que sean ellos los que decidan la forma en que entregarán las primeras casas terminadas, que dicho sea de paso estarán para antes que termine este año. 

 

Construcciones en marcha 

Durante una recorrida que hizo ayer el Diario se pudo comprobar que los trabajos están siendo ejecutados tal como indicaron las fuentes municipales consultadas y había algunas personas recorriendo el predio.

“Hoy estamos en presencia de obras en marcha, lo que en algún tiempo parecía una utopía en estos momentos es realidad porque se sabe que la Provincia estará terminando la planificación para tranquilidad de la gente, todos comprendemos las expectativas que se generaron con este barrio y el intendente Javier Martínez nos pidió poder gestionar la mejor opción para que exista tranquilidad en los vecinos”, señaló ayer a la mañana Juan Manuel Batallánez. 

 

Preocupación

Hace mucho tiempo que la construcción de este complejo es motivo de problemas dado que las falencias oportunamente denunciadas hizo que la intervención se judicializara y se tenga que dejar de lado al Sindicato de Luz y Fuerza por incumplimientos varios; “en este sentido, y con el gremio en el medio, era prácticamente imposible que se hagan las casas, nos cansamos de denunciar irregularidades hasta que nos escucharon y apartaron a las autoridades”, explicó uno de los adjudicatarios que habló con LA OPINION. 

“No tiene nada que ver Luz y Fuerza, quedaron excluidos por completo del proyecto y la Provincia fue clara en que no tienen más nada que ver, que no pueden participar en nada relacionado con este barrio ya que nos mintieron siempre, nos estafaron”, dijo otra de las personas que se comunicó con este medio. 

“Ahora no queremos que sean justo ellos los primeros beneficiarios en recibir las primeras 50 casas, sería una falta de respeto a toda la gente que venimos luchando para que las obras se hagan. Y no vamos a parar hasta tanto se logre justamente esto, un sorteo igualitario en el recinto del Concejo Deliberante, con un bolillero y escribanos públicos para que sea todo legal”, agregó el adjudicatario.