Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Construirán nuevos pozos de agua y evalúan poner medidores

Los nuevos pozos de agua se empezaron a construir últimamente en la zona norte debido a la calidad que hay en ese sector. (LA OPINION) Los nuevos pozos de agua se empezaron a construir últimamente en la zona norte debido a la calidad que hay en ese sector. (LA OPINION)

Se llevó a cabo el acto administrativo para dotar de tres perforaciones a distintas zonas de Pergamino. Mejorarán la calidad y volcarán a la red general para hacer frente a la demanda. Por otra parte la instalación de controladores es una realidad para frenar el derroche generalizado. Dieron de baja cuatro pozos en el radio céntrico. 


La licitación para llevar a cabo la construcción de tres pozos de agua en distintos puntos de la ciudad se realizó ayer a la mañana porque la idea de la Municipalidad es avanzar con estos programas que permitan mejorar la calidad de este recursos; “lo explicó el intendente Javier Martínez durante la apertura de la sesiones del Concejo Deliberante dado que priorizamos este tipo de cuestiones que son necesarias en materia de infraestructura”, indicó el secretario de Servicios Públicos, Guillermo Illia, al ser consultado por el Diario después del acto administrativo que se hizo en la oficina de compras. 

- ¿Dónde estarán realizando las perforaciones para instalar los nuevos pozos y cómo fue que eligieron esos barrios?

- Sabido es que la calidad del agua está siendo monitoreada en forma permanente para la puesta en marcha de estos proyectos y de acuerdo a las mediciones que se hacen vamos definiendo los lugares para realizarlos; el primero de los pozos se concretará a unas cuadras de avenida Almafuerte y ruta provincial Nº 21, el siguiente lo construiremos en cercanías del barrio Santa Inés, y por último también elegimos las inmediaciones del barrio Acevedo porque podremos volcar mayor cantidad de agua a la red mejorando la prestación a los vecinos que en días de poca presión no pueden contar con el servicio.  

- ¿Cuándo creen que las obras estarán terminadas?

- Lo que hicimos hoy (por ayer) fue licitar las obras civiles que se necesitan para luego poner el equipamiento; asimismo cabe decir que en los próximos días licitaremos todo lo vinculado con el sistema eléctrico que hace falta en estos casos y si todo se desarrolla como esperamos, en alrededor de 60 u 80 días podríamos tener terminados el programa de tareas que estipulados con el intendente Martínez y los técnicos de Obras Sanitarias que hacen un muy buen trabajo.

- ¿Quedaron fuera de servicio algunos pozos en la ciudad?

- Sí. Lo que hicimos fue dejar de utilizar cuatro pozos de agua que estaban ubicados en el radio céntrico ya que no producían con la calidad que queremos para volcar a la red general de la ciudad; una vez que terminemos una de las perforaciones nuevas pasará lo mismo con el pozo que están en avenida Alsina y Vicente López ya que es un equipo que con gran exigencia provoca una baja en la calidad. 

Es decir que a medida que se hagan nuevas perforaciones se irán retirando aquellas que no funcionan como se quiera en el Municipio y esto es algo que queremos informarle a la población dado que hay un esfuerzo muy importante para producir agua de calidad.  

 

Medidores de agua

Una de las cuestiones a las que hizo referencia Illia fue a la colocación de medidores de agua en los próximos meses; “necesitamos de una vez por todas frenar el derroche que se tiene en épocas de altas temperaturas porque la producción es para una ciudad con 250 mil habitantes, es decir que gastamos más del doble de lo recomendado por los estándares internacionales”, dijo el funcionario en un tramo de la entrevista. 

“En los lugares donde se mide el consumo tenemos un 30 por ciento menos de utilización con los medidores en marcha ya que muchas personas necesitan tener este tipo de sistemas para no tener que derramar agua sin sentido”, señaló Guillermo Illia.

- Esta es una determinación tomada por el Municipio.

- Estamos trabajando en este tema porque nos preocupa de verdad, el consumo que se hace es increíble en ciertos momentos del año y el desgaste de las perforaciones se nota porque trabajan más de la cuenta; se intentó por todos los medios que la gente entienda que deben cuidar este recurso, las campañas informativas fueron constantes y también se labraron infracciones con personal de contralor urbano. Pero nada alcanza cuando no se tiene noción del mal que se produce con tirar agua sin sentido, es una necesidad tener medidores en los lugares donde el vecino no cuida el servicio gratuito que se brinda. 

 

Respetar los horarios 

La Ordenanza Nº 7.226/10 considera el derroche de agua potable y por ende sancionable, aun en el caso de servicio medido y cuando el usuario se encuadre dentro de los consumos mínimos y/o excedentes previstos, la observancia de las siguientes conductas: dejar abiertos los grifos de manera injustificada; el riego de calles; la utilización de bombas elevadoras conectadas directamente a la conexión domiciliaria, es decir sin la utilización de un tanque de bombeo (cisterna); el derroche de agua producido por desperfectos en instalaciones, artefactos o accesorios. 

De acuerdo a lo que explicaron en la Municipalidad, está prohibido el riego de jardines y patios los martes, jueves, sábados y domingos, permitiéndose los lunes, miércoles y viernes entre las 22:00 y 9:00 entre el 1º de noviembre al 31 de marzo y entre las 18:00 y 10:00 en el período comprendido entre el 1º de abril y 31 de octubre. 

A su vez se impide el lavado de veredas y automotores los lunes, miércoles, viernes y domingos, permitiéndose los martes, jueves y sábados entre las 22:00 y las 9:00 en el período comprendido entre el 1º de noviembre al 31 de marzo y entre las 18:00 y 10:00 en la etapa incluida entre el 1º de abril y 31 de octubre. 

Dicho lavado deberá realizarse exclusivamente con balde y queda prohibido también el uso de mangueras, hidrolavadoras y cualquier otro dispositivo que involucre un alto consumo de agua.