Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pais

Un hombre degolló a su esposa delante del hijo de ambos en Castelar

Alejandra Polici fue asesinada por su esposo Gustavo Flores. (CLARIN.COM) Alejandra Polici fue asesinada por su esposo Gustavo Flores. (CLARIN.COM)

 

Por causas que se trata de establecer, Gustavo Flores, de 38 años, tomó un cuchillo del tipo carnicero y atacó a su esposa Alejandra Polici, de 48, a quien le produjo un profundo corte en el costado izquierdo del cuello, que le provocó la muerte.


Buenos Aires, (NA y TELAM) - Un hombre se entregó ayer después de degollar a su esposa delante del hijo de ambos en su casa de la localidad bonaerense de Castelar, en el Partido de Morón.

Según informaron fuentes policiales, el asesino habría pasado la noche junto al niño, de 8 años, y el cuerpo de su mujer en la vivienda, hasta que ayer a la mañana decidió llamar a la Policía y entregarse.

El crimen ocurrió en la intersección de las calles Capdevila y Granada, del barrio Seré, de la localidad de Castelar.

Según los voceros policiales, en ese lugar y por causas que se trata de establecer, Gustavo Flores, de 38 años, tomó un cuchillo del tipo carnicero y atacó a su esposa Alejandra Polici, de 48, a quien le produjo un profundo corte en el costado izquierdo del cuello, que le provocó la muerte.

Horas más tarde, el femicida llamó al teléfono de emergencia 911 y confesó que había asesinado a su esposa.

Al lugar se dirigieron efectivos de la Comisaría Tercera de Morón y una ambulancia del servicio de emergencia Same de ese distrito, que comprobó que la mujer se encontraba ya fallecida, por lo que el hombre quedó inmediatamente detenido y fue puesto a disposición de la Justicia.

La causa quedó a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción Nº 4 del Departamento Judicial de Morón, que caratuló el expediente como “homicidio agravado”.

 

En tanto, una vecina contó a la prensa en la puerta de su vivienda que nunca escuchó nada respecto a posibles peleas anteriores. Según su testimonio, “a ella la veía más” y a él casi no lo conocía pero aclaró que otros vecinos “decían que era muy trabajador, un buen muchacho”. “Ella era una chica buenísima, estudió, era hija única, saludaba a todo el mundo siempre con una sonrisa, no tenía problemas con nadie”, describió la mujer, que agregó: “Alejandra siempre vivió acá con sus papás, cuando nació su bebé dejó de trabajar y él trabajaba, esa casa que tienen la hizo trabajando”. Por último, la vecina contó a los periodistas que cuando el hijo de 8 años creció volvió a hacer sus “trabajos contables”. “Era muy trabajadora, estoy destruida no me imaginaba esto”, concluyó la mujer visiblemente conmocionada.