Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pais

Macri recibió al director de la OIT en medio del intento por lograr una reforma laboral

El presidente y Guy Ryder “solo hablaron del objetivo de crear más y mejores empleos de calidad”. (NA) El presidente y Guy Ryder “solo hablaron del objetivo de crear más y mejores empleos de calidad”. (NA)

 

El dirigente inglés arribó al país para inaugurar la cuarta edición de la Conferencia Mundial sobre la Erradicación Sostenida del Trabajo Infantil, en las que se debate sobre las iniciativas para atender a la problemática que, según datos oficiales, afecta a 715.484 chicos argentinos de 5 a 15 años, es decir un 9,4 por ciento del total de esa población.


Buenos Aires, (NA) - El presidente Mauricio Macri recibió ayer en la Casa Rosada al director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Ryder, en medio del intento oficial por impulsar una reforma laboral que, por el momento, no encuentra el visto bueno de los gremios.

Tras su paso por Uruguay, el dirigente inglés arribó a la Argentina para inaugurar la cuarta edición de la Conferencia Mundial sobre la Erradicación Sostenida del Trabajo Infantil, en las que se debate sobre las iniciativas para atender a la problemática que, según datos oficiales, afecta a 715.484 chicos argentinos de 5 a 15 años, es decir un 9,4 por ciento del total de esa población.

“Esta semana en la Argentina llamamos a un compromiso global para asegurar la efectiva erradicación del trabajo infantil en todas sus formas”, resaltó Ryder, en la previa de su encuentro con el jefe de Estado.

Durante la reunión, el mandatario estuvo acompañado por los ministros de Trabajo, Jorge Triaca; y de Desarrollo Social, Carolina Stanley; así como también por el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis.

Fuentes oficiales indicaron que en el encuentro se abordaron las iniciativas del Gobierno para “generar empleo de calidad” y, particularmente, sobre el trabajo infantil.

Sobre ese último punto, los integrantes del Ejecutivo destacaron la elaboración del Plan Nacional para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil y Protección del Trabajo Adolescente 2018-2022, que busca visibilizar la cuestión y fortalecer el sistema integral de información para poder abordar la temática de mejor manera.

En tanto, el líder del PRO participará mañana de la ceremonia de clausura de la cuarta edición de la Conferencia Mundial sobre la Erradicación Sostenida del Trabajo Infantil, que se lleva a cabo en el predio ferial de La Rural.

Pese a que se encuentra en discusión la iniciativa del Gobierno para promover una reforma laboral, Macri y Ryder no se abocaron al tema y “solo hablaron del objetivo de crear más y mejores empleos de calidad”, aclararon fuentes oficiales a esta agencia.

En julio pasado, un grupo de sindicatos había presentado ante la OIT una denuncia contra el Gobierno por una supuesta “avanzada oficial sobre los trabajadores”. 

 

Trabajo infantil

El director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Ryder, aseguró ayer que en el mundo “unos 152 millones de niños son víctimas del trabajo infantil” y remarcó que de esa cantidad “unos 73 millones realizan tareas peligrosas”.

Ryder, el marco de la IV Conferencia Mundial sobre la Erradicación Sostenida del Trabajo Infantil que se desarrolla entre ayer y mañana en Buenos Aires, precisó que hay “unas 25 millones de personas son víctimas de trabajo forzoso en el mundo”, mientras que las metas establecidas por las Naciones Unidas apuntan a poner fin al trabajo infantil de acá a 2025 y al trabajo forzoso en 2030.

“Las metas no pueden ser más claras ni tampoco la incómoda realidad de que si no hacemos más y mejor, no lo vamos a conseguir”, sostuvo Ryder en el predio La Rural de Palermo.

Allí, representantes de 193 países debaten sobre estrategias para enfrentar la problemática.

 

Según los estudios de la OIT el trabajo infantil se concentra en un 71% en la agricultura, el 17% en el sector de servicios y el 12% en el sector industrial, especialmente en minería.