Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pais

Ernesto Sanz dijo que “el Gobierno está solo en la pelea de cambiar el país”

Sanz afirmó que es parte de Cambiemos “sin ser funcionario, ni ministro”. (NA) Sanz afirmó que es parte de Cambiemos “sin ser funcionario, ni ministro”. (NA)

 

El dirigente cuestionó a los empresarios, de quienes dijo que “pedían gasto público de calidad, eliminación de obstáculos como el cepo, pedían diálogo institucional, bueno, éste es el más dialoguista” y los acusó de estar corriéndole “el arco” al Poder Ejecutivo.


Buenos Aires, (NA) - El exsenador radical Ernesto Sanz sostuvo ayer que “el Gobierno está solo en la pelea de cambiar el país” y pidió a toda la dirigencia política y empresarial que “asuman responsabilidades”, al tiempo que evaluó que en el peronismo “no quieren una Argentina mejor sino voltear al Gobierno”.

Sanz fue la tercera pata del acuerdo entre el presidente Mauricio Macri y la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, para constituir el espacio Cambiemos y actualmente, sin cargos partidarios ni en el Gobierno, es uno de los consejeros del jefe de Estado, lugar desde el cual repartió críticas ayer.

“El Gobierno está solo en esta pelea de cambiar el país porque hay mucha dirigencia política, sindical, empresaria y demás a la que le es más fácil hacer seguidismo, ponerse en la vereda de enfrente, diferenciarse del gobierno y ahí aparecen los problemas”, aseguró en diálogo radial.

En este sentido, el referente radical advirtió que hay sectores que “no están a la altura de las circunstancias” y subrayó que “a un país no lo saca solo un gobierno, un presidente, sino la dirigencia nacional”.

“Lo que tienen que hacer todos los dirigentes, que ojalá se transformen en líderes, es asumir responsabilidades y apoyar lo que hay que apoyar para tener la autoridad moral para criticar lo que hay criticar”, agregó el expresidente de la UCR.

También cuestionó a los empresarios, de quienes dijo que “pedían gasto público de calidad, eliminación de obstáculos como el cepo, pedían diálogo institucional, bueno, éste es el más dialoguista”. “A un empresario nacional le pido compromiso patriótico y no que le estén corriendo el arco al Gobierno, es lo que hace falta ahora”, agregó.

El excandidato presidencial consideró que “en el ámbito gremial, empresario, el problema de la Argentina es la diferencia que hay entre liderazgo o dirigente común”.

En esta línea, abundó: “Los líderes son los que se animan a transformar, a transitar el camino más ríspido, más duro, menos previsible. Los simples dirigentes no se animan, hacen seguidismo, se suben a la agenda para hacer política, en lugar de hacer política para cambiar la agenda”.

Consultado sobre el rol del peronismo, el exsenador nacional señaló que “hay un mito en la Argentina sobre que el peronismo en la oposición no deja gobernar, que quiere voltear a los gobiernos para volver, pero hay otro mito: no hay nada peor que un peronismo sin liderazgo”.

“Al no haber un liderazgo superador terminan subidos a una montonera, no quieren una Argentina mejor sino voltear al gobierno”, analizó.

Por otra parte, Sanz afirmó que él forma “parte del equipo” de Cambiemos “sin ser funcionario, ni ministro” y precisó: “Me siento muy útil, tratando de aconsejar, tratando de estar presente cuando se discuten temas importantes. Lo importante es ser útil en ese proceso de transformación de la Argentina”.

Finalmente, al ser consultado sobre la situación judicial de muchos de los dirigentes que formaron parte del gobierno kirchnerista, sostuvo que la cárcel de Ezeiza podría llevar el nombre del expresidente Néstor Kirchner.

 

“Hace cinco años le ponían Néstor Kirchner a todo. Ahora algún legislador del kirchnerismo tendría que proponer ponerle Néstor Kirchner a la cárcel de Ezeiza. Lázaro Báez, José López, (Ricardo) Jaime, (César) Milani. La verdad es que coparon la penitenciaría”, chicaneó Sanz.