Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pais

El Gobierno presentó un nuevo tramo para la creación del Parque Ecoturístico Iberá

Los Esteros del Iberá en Corrientes, albergan una enorme diversidad de vida silvestre. (TELAM.COM.AR) Los Esteros del Iberá en Corrientes, albergan una enorme diversidad de vida silvestre. (TELAM.COM.AR)

 

La empresaria y ecologista Kristine Tomkins formalizó la donación de 42 mil hectáreas de flora y fauna que se sumarán a las 23.700 que había cedido el año pasado. Dicho humedal es el más importante del país y alberga una gran diversidad de vida silvestre.


Buenos Aires, (NA) - El Gobierno presentó el viernes un nuevo tramo para la creación del Parque Ecoturístico Iberá, en Corrientes, al oficializar la donación de la empresaria y ecologista Kristine Tomkins de 42 mil hectáreas que se suman a las que anteriormente ya había cedido al Estado.

“Vendrán de todos los lugares del planeta a disfrutar de este lugar. Estamos trabajando para mostrar que las joyas no sólo son el Nahuel Huapi o el Perito Moreno, sino que están acá, en el norte argentino”, sostuvo el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Durante el acto realizado en el distrito correntino de San Miguel, el funcionario nacional destacó “la importancia de que todos los parques nacionales sean anclas de desarrollo local para que, a través del turismo, la cultura, la gastronomía y el comercio, se pueda ir terminando con la pobreza”.

El Parque transformará a los Esteros del Iberá en una de las áreas de protección y conservación de la biodiversidad más importante del país y en un polo turístico de desarrollo económico y generador de empleo.

La norteamericana, viuda del ecologista Douglas Tompkins y presidenta de Conservation Land Trust (CLT), formalizó la donación de 42 mil hectáreas de flora y fauna que se sumarán a las 23.700 del año pasado, sobre un total de 150 mil hectáreas que la organización cederá a la Administración de Parque Nacionales.

Las tierras forman parte del proyecto final de 700 mil hectáreas de un ecosistema que fusiona los parques nacional y provincial del Iberá.

Los Esteros del Iberá, además de representar uno de los humedales más importantes del país, albergan una enorme diversidad de vida silvestre, incluyendo especies con un frágil estado de conservación como el ciervo de los pantanos, el venado de las pampas, el aguará guazú y una amplia variedad de aves.

 

Se trata de una cuenca hidrológica alimentada por lluvias que, debido al bajo escurrimiento, asociado con un terreno prácticamente plano, conserva más de la mitad de su superficie cubierta por agua, lo que lo convierte en el segundo humedal más grande del mundo.