Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Norpampa

Productores de yerba mate reclaman controles y cupos para plantaciones

Argentina es el principal productor mundial de yerba mate.  (INTERNET) Argentina es el principal productor mundial de yerba mate. (INTERNET)

Productores de yerba mate se reunieron en la localidad de San Vicente y reclamaron al Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym) que se suspendan las plantaciones del cultivo por el término de un año y que se establezcan cupos o permisos para nuevas plantaciones. Firmaron un acta acuerdo para intensificar controles en puestos de fiscalización.

De la asamblea, que duró más de tres horas, participaron unos 300 productores de toda la provincia de Misiones y estuvieron presentes además el presidente del Inym, Alberto Re, el ministro del Agro y la Producción del gobierno provincial, José Luis Garay, y varios intendentes de la zona productora, entre otros.

 

Acta acuerdo

El amplio debate culminó con la firma de un acta acuerdo, a través de la cual los productores otorgan al Inym un plazo de 10 días para que se intensifiquen los controles en los puestos de fiscalización de Cuay y Filadelfia, sobre las rutas nacionales 12 y 14, respectivamente.

Se trata de puestos de control fijos, dependientes del Inym, donde los inspectores del organismo controlan la salida del producto hacia los centros de consumo.

Además, y hasta tanto se implementen nuevos métodos de medición de contenido de palos en cada paquete de yerba mate, se hagan cumplir el vigente y se busque la modificación del código alimentario nacional, para favorecer mayor porcentaje de hoja verde por paquete y de esta manera demandar más materia prima, según explicaron los productores.

Según el presidente de Federación Agraria filial Misiones, Jorge Butiuk, “en ninguno de los puestos de control hay básculas confiables y de esta manera no se puede controlar eficazmente el peso de la carga con los registros de los remitos”, sostuvo el dirigente y advirtió que “de continuar así nunca podremos reducir el porcentaje de comercialización en negro, que sabemos que es muy alto”, según denunció el dirigente agrario.

Butiuk sostiene que parando la plantación del cultivo por un tiempo y estableciendo cupos, “podremos encontrar el equilibrio entre la oferta y la demanda que estamos buscando para poder lograr mejores precios para la materia prima”, subrayó.

 

Protesta

Finalmente reveló que los productores se constituyeron en asamblea permanente y que “de no notar cambios en el accionar del Inym dentro de un plazo de 10 días, vamos a convocar a una gran protesta yerbatera en la sede del Inym en Posadas y luego llegaremos hasta la Secretaría de Agricultura en Buenos Aires, de ser necesario”, advirtió el presidente de Federación Agraria.

 

Fiscalización

Por su parte el ministro del Agro misionero, José Luis Garay, calificó como muy positiva a la asamblea yerbatera y destacó que “lo importante es escuchar a todos los sectores para poder defender con eficacia el cumplimiento de los precios que deben pagarse al productor por la materia prima”, según señaló.

 En ese sentido, coincidió con los productores en que “una buena fiscalización de parte del Inym es fundamental para que se paguen los precios fijados por kilogramo de hoja verde”, dijo y reveló que el gobierno nacional se comprometió a facilitar la transparencia del mercado para favorecer a los pequeños productores, que representan al eslabón más débil de la cadena productiva”, concluyó el funcionario.

 

Producción

Argentina es el mayor productor mundial de yerba mate, mayor productor mundial con alrededor de 700 mil toneladas al año (entre 56 y 62% del global), seguido de Brasil con unas 500 mil (alrededor de 34 a 36%) y de Paraguay con 50 mil (5% mundial).

Para el cultivo organizado, las semillas se cosechan entre febrero y abril; deben plantarse de inmediato o almacenarse con sumo cuidado, para evitar que el endurecimiento de las mismas las haga inviables. A bajas temperaturas pueden almacenarse hasta un año, aunque su capacidad de germinar se reduce abruptamente. En muchas semillas externamente maduras el embrión es aún rudimentario, lo que provoca larguísimos períodos de germinación en algunos casos. Sin embargo, la reproducción sexual sigue siendo la forma más frecuente de cultivo.

Normalmente las semillas obtenidas de frutos maduros se quiebran y remojan una vez cosechadas; después de dejarlas secar, se siembran menos de 30 días después de su cosecha. Con riego abundante y temperatura favorable, la germinación tiene lugar al cabo de uno o dos meses. Se trasplantan al cabo de un año a su ubicación definitiva, asumiendo otro año más su arraigo.

 

La reproducción agámica (por esquejes) es inusual, sobre todo por la dificultad de obtener gajos con raíz; la tasa de enraizamiento de ramas altas es baja, aún cuando se emplean hormonas para fomentarla. Las técnicas de fecundación in vitro son aún experimentales.