Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Construccion

Como mantener la casa fresca en verano

La colocación de toldos reduce notablemente el ingreso de calor a los hogares. (INTERNET) La colocación de toldos reduce notablemente el ingreso de calor a los hogares. (INTERNET)

El verano está aquí y son muchos los que estos días comienzan a activar sus aparatos de aire acondicionado en casa con lo que ello conlleva dado el gasto de electricidad que supone. Sin embargo, gran parte de esa carga de aire acondicionado podría reducirse si hiciéramos cosas simples para refrescar la casa y muchas de ellas utilizadas antes de que el aire acondicionado llegara a nuestras vidas.  

Las mejores ideas son las que mantienen alejado el calor de tu hogar, antes que nada, en lugar de dejar que se cuele y que provoque que un aumento brusco de la temperatura que nos llevará a querer encender cualquier aparato acondicionado que tengamos a mano.

Estas son las mejores ideas y remedios para alejar el calor de tu casa y mantenerla fresca en verano.

 

Utilizar toldos

Aunque no parezca, utilizar un toldo en pleno verano puede llegar a reducir hasta un 65% del calor que entra en casa. Lo cierto es que muchos tan solo lo utilizan o lo abren cuando desean estar en su terraza o en el balcón pero extenderlo en verano durante todo el día evitará que entre tanto calor y lo mejor de todo: tus muebles durarán más tiempo. ¿Has pensado que con un toldo apenas encenderías el aire acondicionado?

 

Plantar áboles

Si vivís en una casa particular o tenés una terraza elegí la opción de plantar un árbol ya que gracias a sus copas aportan sombra y evidentemente refrescan el ambiente. Si tuvieras un árbol enfrente de tu ventana notarías cómo de inmediato la sensación de calor se reduce más del 50%.

 

Colocar plantas

Como ocurre con los árboles, las plantas también nos sirven para mantener la casa más fresca. Son muchas las empresas que ya cubren los edificios con plantas como la hiedra ya que se considera que pueden llegar a reducir la calor hasta un 50%. Dentro de casa refrescan el hogar.

 

Utilizar bien las ventanas

¿Por qué en pleno verano tenés las ventanas abiertas y subidas? Todos saben que cuando más arriba estemos el calor se nota más de modo que si tenés una ventana de las de doble obertura, cierra la parte de arriba de modo que solo deje pasar el aire por debajo.

Por otro lado, cuando estés en casa y fuera de ella deja las ventanas con la persiana bajada hasta la mitad. Notarás como lo único que entra es aire fresco y para nada, sofocante.

 

Ventilador de techo

A diferencia de los aires acondicionados que refrescan el ambiente, los ventiladores de techo ayudan a mantener la calma, de modo que si bajás las persianas y además un ventilador de techo no encenderás el aire en todo el verano.

 

Pintar el techo

De la misma forma que una elevada cantidad de hielo o nieve refleja los rayos UV en lugar de absorber el calor las ciudades están dando a los techos blancos una segunda oportunidad como una manera de enfriar ciudades y luchar contra el cambio climático. En casa podés hacer lo mismo y sobre todo pensar en que tu fachada podría quedar más fresca si lo proponés a todos los vecinos.

 

Persianas externas

La mejor manera de hacer frente al exceso de sol no deseado es mantenerlo con el uso de persianas ya hemos explicado lo bien que te pueden ir si tomás y bajás la persiana de tu ventana pero si además tenés presupuesto para instalar una que sea de exterior, reducirás la elevada sensación de calor que puede concentrarse dentro de casa en verano.

 

No cocinar caliente

Hay una razón por la que existe la comida de verano. Es más fresca, más ligera y cómo no, evita que utilicemos la cocina, el horno, el microondas o el lavavajillas (cuando hemos de fregar los platos) y así evitamos acumular calor en la cocina y que esta se extienda al resto de la casa.

Son muchas las personas que gastan un dineral en aislar la casa del calor cuando en realidad no necesitan complicarse tanto la vida. Es mejor optar por persianas , toldos y otros elementos que ya hemos visto y que alargarán el fresco en tu hogar. Además apagá equipos eléctricos que no estés gastando. Y cómo no, apagás cuantas luces puedas. Todo ello aunque no lo parezca provoca calor.