Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Mundo

El secesionismo catalán se complica: dejan preso a Oriol Junqueras

El exvicepresidente de Cataluña, Oriol Junqueras. (AP) El exvicepresidente de Cataluña, Oriol Junqueras. (AP)

Los magistrados encargados de revisar la apelación contra los cargos de rebelión, sedición y malversación por los que se encuentra en prisión, acordaron que el líder de la Izquierda Republicana de Cataluña deberá seguir en la cárcel madrileña de Estremera.


El Tribunal Supremo español denegó ayer la excarcelación al exvicepresidente de Cataluña, Oriol Junqueras, al considerar que puede reincidir en los delitos por los que se lo investiga en relación con el proceso independentista de la región, en un fallo que coloca otro obstáculo a la formación de un nuevo gobierno soberanista catalán.

Los tres magistrados encargados de revisar la apelación de Junqueras contra los cargos de rebelión, sedición y malversación por los que se encuentra en prisión preventiva sin fianza desde el 2 de noviembre, acordaron por unanimidad que el líder de la Izquierda Republicana de Cataluña (ERC) deberá seguir en la cárcel madrileña de Estremera.

La decisión marca un nuevo revés para la formación de un gobierno regional por parte de los partidos independentistas que al lograr 70 escaños en las elecciones del 21 de diciembre obtuvieron dos bancas más que las 68 necesarias para la mayoría parlamentaria absoluta, pero tienen a ocho diputados electos presos o huidos en Bruselas.

Entre ellos está Junqueras, quien encabezó la nómina de candidatos de la ERC, y también el ex presidente regional Carles Puigdemont, diputado electo al frente de Junts x Cataluña (JxC), quien se exilió en la capital belga y será detenido si regresa a España.

Puigdemont reaccionó de inmediato en Twitter cuando se conoció la decisión del tribunal sobre Junqueras y calificó de “rehenes” a su exvicepresidente y a los otros dirigentes detenidos.

“Hemos apostado siempre por la vía pacífica y el diálogo. Las urnas han hablado 3 veces inequívocamente. A pesar de ello @junqueras es retenido en Estremera. Y los Jordis. Y Quim. Ya no son # presospolítics, son rehenes”, escribió.

Junqueras se presentó ante el tribunal de apelaciones como un “hombre de paz” y aseguró su compromiso con una vía bilateral para resolver la crisis catalana, pero los jueces no dieron crédito a sus palabras. 

Los magistrados resolvieron que “existen indicios” de que Junqueras incitó a la violencia y cometió “delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos” al defender la declaración de independencia catalana por fuera de la vía legal e incumpliendo las decisiones del Tribunal Constitucional.

Al denegar su liberación, observan también “un riesgo relevante de reiteración delictiva” para volver a impulsar la independencia unilateral de Cataluña.

Además, los jueces contradijeron uno de los argumentos soberanistas al afirmar que “no puede hablarse de presos políticos” porque defender la opción de la independencia de una parte del territorio nacional es legítimo según la Constitución, pero debe hacerse “sin cometer delito alguno”.

El fallo marca el camino de la instrucción de la causa y anticipa también que la actividad parlamentaria de Junqueras se verá limitada ya que está en prisión por delitos graves.

Los jueces señalaron que el ejercicio de algunos cargos políticos no supone la impunidad, en alusión a que Junqueras concurrió a las elecciones cuando el proceso penal estaba en curso, recogió la agencia de noticias EFE.