Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Mundo

El chavismo también dejó fuera de las elecciones al partido de Henrique Capriles

El excandidato presidencial Henrique Capriles. (AFP) El excandidato presidencial Henrique Capriles. (AFP)

 

“Tuvieron que, por decreto, ilegalizarnos porque somos la primera fuerza política del país”, afirmó ayer en horas de la tarde el coordinador nacional de PJ, el diputado Julio Borges, durante un acto partidario en Caracas.


CARACAS (TELAM) - El gobierno de Venezuela inhabilitó al partido opositor Primero Justicia (PJ) de las elecciones presidenciales que debían efectuarse en diciembre próximo y el oficialismo anticipó para el actual cuatrimestre, todavía sin fecha precisa de realización, informaron durante las últimas horas fuentes partidarias.

“Tuvieron que, por decreto, ilegalizarnos porque somos la primera fuerza política del país”, afirmó el coordinador nacional de PJ, el diputado Julio Borges, durante un acto partidario en Caracas.

PJ, al que pertenece el excandidato presidencial Henrique Capriles, es uno de los partidos opositores que fueron obligados a revalidar su personería por no haberse presentado a los comicios de alcaldes de diciembre pasado, pese a que la legislación vigente establece que deben cumplir ese trámite las agrupaciones que no participen de dos procesos electorales consecutivos.

Esos partidos debían recoger en dos etapas -la primera, el 27 y el 28 de enero pasado, y la segunda, este fin de semana- una cantidad mínima de firmas de ciudadanos equivalentes a 0,5 por ciento del padrón electoral en al menos 12 de los 24 distritos electorales para mantener la personería.

PJ no alcanzó las firmas suficientes en la primera convocatoria y el Consejo Nacional Electoral (CNE), controlado por el gobierno, canceló imprevistamente anoche la segunda, según denunció Borges.

“Ayer, sin ninguna explicación, cambiaron las reglas y prohibieron algo que estaba previsto, que era la validación”, sostuvo el legislador, según reportaron el diario caraqueño El Nacional y la agencia de noticias.

Anteriormente, el CNE inhabilitó para concurrir a las presidenciales a la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

También quedó fuera de carrera Voluntad Popular (VP), el partido del exalcalde preso Leopoldo López, por no haber aceptado el trámite de revalidación de su personería.

PJ y VP son dos de los cuatro partidos opositores más grandes y sus principales figuras, Capriles y López, también están individualmente inhabilitados para postularse a cargos electivos.

Las elecciones presidenciales son el tema principal de disenso entre el gobierno y la oposición en el diálogo que llevan adelante desde diciembre pasado en la República Dominicana, en procura de firmar un acuerdo sobre varios puntos.

La oposición reclama -y el chavismo rechaza- que los comicios se efectúen en el último trimestre de este año, que se reabra el padrón para que más ciudadanos puedan votar y que se cambie la composición del directorio del CNE como formas de garantizar una competencia pareja.

En la última ronda del diálogo, finalizada el miércoles pasado, las partes admitieron coincidencias en los restantes temas de la agenda y acordaron volver a reunirse la semana próxima en Caracas para intentar destrabar los desacuerdos.

Borges, que está al frente de la delegación de la MUD en las negociaciones con el chavismo, aclaró que la decisión del CNE de inhabilitar a PJ “no tiene ningún tipo de vinculación” con el diálogo, sino que se trata de “procesos que van paralelos”.

 

Dejaron el país

La emigración de venezolanos se aceleró exponencialmente en 2017, cuando la cantidad de personas que abandonaron el país desde que el chavismo accedió al gobierno, en 1999, se duplicó de dos a cuatro millones, según datos de dos organizaciones especializadas.

Asimismo, una tendencia similar se registró en la Argentina -uno de los 10 destinos preferidos por quienes emigran de Venezuela-, donde el gobierno otorgó la radicación permanente o transitoria a 12.859 venezolanos en 2016 y a 31.167 en 2017, de acuerdo con datos de la Dirección Nacional de Migraciones.

A fines del año pasado, 4.091.717 personas habían salido de Venezuela desde 1999, según un reciente informe de la firma de investigación de mercado Consultores 21, que basó su estudio en las características y las regiones de origen de los emigrados. Un año atrás, las personas que habían abandonado Venezuela desde la llegada del chavismo eran apenas “poco más de dos millones”, de acuerdo con un estudio del Observatorio de la Diáspora Venezolana (ODV) basado en estadísticas oficiales de los países receptores de venezolanos y publicado en marzo pasado.

Con una población estimada en alrededor de 31 millones de habitantes, en Venezuela hay poco más de 7,16 millones de familias, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) del Banco Central de Venezuela (BCV).

De esas familias, 29 por ciento tienen algún integrante que emigró y el promedio de personas emigradas por familia es de 1,97, según Consultores 21.

Entre quienes emigran, 63 por ciento lo hacen motivados por la situación económica; 29 por ciento, por la situación política, y siete por ciento, por la expectativa de “aprovechar oportunidades”.

 

Mientras la situación política y la búsqueda de oportunidades son las causas centrales para adultos mayores de 45 años y jóvenes de 18 a 24, respectivamente, la situación económica atraviesa a todos los segmentos.