Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Economía y Agro

Temor por pérdidas en la cosecha gruesa

El exceso de lluvia retrasa la recolección de la soja en la región núcleo. (ARCHIVO LA OPINION) El exceso de lluvia retrasa la recolección de la soja en la región núcleo. (ARCHIVO LA OPINION)

Las precipitaciones confirmaron los pronósticos que había para la franja central del país. Pero la cantidad de milímetros fue superior a lo que se esperaba. En Pergamino se promediaron los 150 milímetros, con picos de más de 200 como el caso de Pinzón. 


Las lluvias del fin de semana tuvieron tres epicentros de acción. Se trata del sudeste de Corrientes, noroeste de Buenos Aires, sur de de Santa Fe y sureste bonaerense. Para la cosecha Argentina son malas noticias. Las lluvias impactaron con registros superiores a los 100 milímetros en el corazón de la región núcleo, donde la cosecha de soja viene retrasada en 20 puntos respecto de lo que indican los promedios de años anteriores. En cifras son 4,5 millones de hectáreas que faltan por recolectar de la oleaginosa, entre el 60% que falta de soja de primera y el total de la de segunda. 

Región núcleo

Junín fue el distrito de la región que registró el mayor acumulado en este fin de semana que pasó con 200 milímetros. De esta manera es ahora la localidad que más agua recibió en lo que va del mes de abril. El temporal de este fin de semana también afectó las localidades de Chacabuco con 170 milímetros y Rojas con 148 milímetros. En Pergamino se registraron 150 milímetros en promedio, con picos de más de 200 como por ejemplo en Pinzón. En el oeste bonaerense General Pinto registró 140 milímetros y Lincoln 116 milímetros. En Santa Fe, las localidades del sur fueron las más afectadas: Irigoyen recibió 146; Chovet, Godeken y Labordeboy entre 130 y 140 milímetros. En Córdoba fue en el oeste se extendieron las mayores precipitaciones. Monte Buey y Guatimozín recibió un acumulado de 120 y 100 milímetros respectivamente.

En el primer tercio del mes de abril, vuelve a ser inquietante el nivel de agua que se lleva acumulado desde el principio de año. Por ejemplo en Labordeboy las lluvias totalizan 840 milímetros. Le siguen Chovet y Classon con 792 y 774 milímetros. En Rosario van 754 milímetros y las localidades de Santa Teresa, María Teresa e Irigoyen están entre los 700 a 750 milímetros acumulados.

 

Fin de semana próximo

En el norte bonaerense las precipitaciones fueron muy importantes durante madrugada y toda la mañana de ayer.

Estas lluvias volvieron a poner sobre el tapete el interrogante sobre las pérdidas que se pueden ocasionar. En principio, no se esperan nuevas pérdidas de superficie porque en los meses de diciembre y enero las lluvias se cobraron las superficies vulnerables a inundaciones. En total dejaron en la región un saldo de 600 mil ha perdidas.

En cuanto al posible nivel de afectación en rindes y calidad del grano, esto dependerá de en cuanto tiempo pueda retomarse las labores de cosecha.  Con tiempo seco y ventoso podría ser en 3 ó 4 días más, pero la red caminera de la región en este momento está muy comprometida.

Por ahora los pronósticos señalan que el frente se está retirando. El buen tiempo se extendería hasta el viernes o sábado próximos. Lo que pueda suceder con las precipitaciones en los días siguientes será muy importante para la región núcleo. Pero para tener mayores certezas sobre lo que pueda pasar el próximo fin de semana con el clima habrá que esperar unos días.