Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Economía y Agro

Para evitar que la UOM inicie medidas de fuerza, dictaron la conciliación obligatoria

El sindicato que lidera Caló pide un aumento del 30% y la última oferta de la patronal fue del 20%. (NA) El sindicato que lidera Caló pide un aumento del 30% y la última oferta de la patronal fue del 20%. (NA)

La cartera laboral decidió dicha medida para impedir que los trabajadores metalúrgicos pongan en marcha asambleas en las fábricas a partir del martes, tal como habían anunciado. El sindicato que lidera Antonio Caló y los empresarios pasaron a un cuarto intermedio.


Buenos Aires, (NA) - El Ministerio de Trabajo dictó ayer la conciliación obligatoria y evitará así que la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) inicie el próximo martes las medidas de fuerza que había anunciado, mientras que el jueves retomarán las negociaciones salariales con las cámaras empresariales.

El sindicato que lidera Antonio Caló y los empresarios volvieron a reunirse ayer en la sede de la UOM de la calle Alsina, pero las negociaciones volvieron a trabarse y decidieron ingresar en un cuarto intermedio hasta el próximo jueves.

En el medio, la cartera laboral dictó la conciliación obligatoria para impedir que los trabajadores metalúrgicos pongan en marcha asambleas en las fábricas a partir del martes, tal como habían anunciado.

La UOM exige un aumento salarial del 30 por ciento, mientras que en las últimas reuniones las empresas subieron su oferta del 18 al 20 por ciento, aunque esa cifra -que está en torno a la pauta que pretende el Gobierno- sigue lejos de las aspiraciones del sindicato.

La medida de fuerza dispuesta, ahora en suspenso, había sido aprobada en el Congreso nacional de la UOM que se realizó la semana pasada en Mar del Plata, mientras que el próximo 10 de mayo los secretarios generales de todas las filiales del sindicato se volverán a reunir para definir los pasos a seguir.

La negociación paritaria de la UOM incluye otro ingrediente que tensa la relación entre el gremio y el Gobierno, que es el reclamo de este sindicato, y otros de la industria, contra la apertura de importaciones y la caída de puestos de trabajo que esa medida genera, según denuncian esa organizaciones.

Según los metalúrgicos, en los últimos tiempos se registró la pérdida de más 20.000 puestos laborales, entre despidos y suspensiones, y vinculan esa situación principalmente a la llegada de productos del exterior.