Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Economía y Agro

Fuerte rechazo de Rurales de la zona al Inmobiliario Rural

La reunión entre representantes de Rurales del norte bonaerense se realizó en Pergamino. (LA OPINION) La reunión entre representantes de Rurales del norte bonaerense se realizó en Pergamino. (LA OPINION)

Este lunes se realizó una reunión en Pergamino de la que participaron representantes de sociedades rurales de la región. Rechazan enfáticamente el aumento, que está muy encima de la inflación prevista para el próximo año, aseguraron.


Este lunes se llevó a cabo en el predio de la Sociedad Rural de Pergamino una reunión entre Rurales del norte de la Provincia de Buenos Aires (Rojas, Salto, Chacabuco, Arrecifes, Capitán Sarmiento, General Pinto, Exaltación de la Cruz, Junín, Campana, Zarate, 9 de julio, Suipacha, San Antonio de Areco) y representantes de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) con motivo del aumento del Impuesto Inmobiliario Rural.

Al respecto, luego de discutir e intercambiar ideas, comunicaron que “Se rechaza enfáticamente el aumento, que está muy encima de la inflación prevista para el próximo año.

“Consideran desigual el trato con otros sectores de la economía de la Provincia respecto al tope de eximición de ingresos brutos previsto en la Ley fiscal del 2018. 

“Creen necesario eliminar el impuesto rural complementario, ya que consideran que continúan con la vieja estructura de recaudación diseñada por el anterior gobierno.

“Les preocupa el incremento de casi un 40% en sellados en origen, debido a que aumenta los costos de producción y comercialización  de las producciones primarias. 

“El sector agropecuario acompaña y apoya esta gestión, sin embargo, afirman que no ven por parte del gobierno provincial la voluntad de disminuir la presión fiscal y la carga administrativa que está ahogando al sector; ni el diálogo prometido para poder tratar en tiempo y forma los temas fiscales y presupuestarios, fundamentales si quieren lograr un verdadero cambio.

“Por último informan que elevarán a la mesa ejecutiva y al concejo de Carbap el pedido de declararse en alerta y movilización”.

Cabe recordar que hace unos días la Sociedad Rural de Pergamino se refirió al aumento del impuesto Inmobiliario Rural de la siguiente manera: “El aumento del 50% del impuesto Inmobiliario Rural que se aplicaría para el 2018 es, para los productores, un abuso más desde los que nos gobiernan. El sistema de Arba es tan inflexible y coercitivo que obligadamente tendremos que afrontarlo. Para hacerlo le quitaremos recursos a la producción. Una producción altamente riesgosa que nos lleva a hacer inversiones millonarias año a año.

“Todo recurso que se lleva el Estado lo quita a las comunidades del interior. Menos inversión, menos crecimiento y menos desarrollo. Llámese viajes de camión, consumo de fertilizantes, semillas, etcétera, impacta en forma directa en la actividad comercial. Posterga a los pueblos como en los últimos doce largos años, algo que creíamos se había superado. Una vez más se vuelve a insistir en las viejas políticas regresivas".

Palabras de Sarquís

El ministro de Agroindustria bonaerense, Leonardo Sarquís, no es ajeno al planteo ruralista por la suba de los impuestos y por eso recibió en los últimos días dirigentes de la Sociedad Rural, Carbap y Federación Agraria Argentina. También visitó a dirigentes de Coninagro. 

“Estamos transitando una normalización tributaria en la Nación y en la Provincia de Buenos Aires, tendiendo a reducir en forma progresiva aquellos impuestos distorsivos que desalientan la producción y el empleo e impulsar aquellos impuestos que gravan la riqueza y patrimonio”, les explicó el funcionario y amplió diciendo que “el nuevo proyecto de ley impositiva baja y elimina las alícuotas de los impuestos sobre los Ingresos Brutos, Sellos e  Inmobiliario Urbano y Rural.  En el caso del Inmobiliario Rural, quedan exentos de la actualización los campos de menos de 50 hectáreas, que facturan menos de 3 millones anuales. Son 38.768 sobre 84 mil productores los que se encuentran en esas condiciones y quedarían exentos de ingresos brutos y de pagar el inmobiliario rural. También quedan exentos los que estuvieron inundados en 2017”. 

El ministro remarcó además que “para los que no se encuentren dentro de ese artículo, tienen que saber que es baja la incidencia del Impuesto Inmobiliario Rural en términos reales de lo producido (medido en carne, trigo, girasol) por hectárea”.

Sarquis enfatizó que “los impuestos se devuelven en obras: $ 46.000 millones en 2017 en obras hídricas, hidráulicas, rutas nacionales y provinciales; más de $ 50.000 millones en 2017 (hasta ahora) en créditos y financiamientos del Bapro en el circuito productivo para todas las líneas y segmentos de la Agroindustria, inversiones que permitirán sostener el crecimiento del sector en los próximos años. Las obras quedan para el sector y para todos, no son promesas electorales”.