Avances:
Durante la mañana de hoy se retomó el recorrido habitual de recolección de residuos domiciliarios para los miércoles. El Municipio solicita a la población se abstenga de circular por la zona del arroyo y puentes dado que obstruyen el trabajo del personal. El Municipio alerta a la población por el aumento del cauce del arroyo.

Ford canceló un plan de una nueva planta en México tras las críticas de Trump

Trump amenazó a General Motor con fuertes impuestos a la importación de sus vehículos. (NA) Trump amenazó a General Motor con fuertes impuestos a la importación de sus vehículos. (NA)

El anuncio de la gigante automotriz ocurre en momentos en que presidente electo aumenta las presiones sobre las grandes empresas estadounidenses para que traigan de retorno al país sus filiales de producción o ensamblaje y ayuden a crear puestos de empleo.

Washington, (AFP-NA) - La automotora Ford anunció ayer que decidió cancelar un plan por 1.600 millones de dólares para construir una nueva planta en México, tras recibir críticas del presidente electo Donald Trump.

El anuncio de la gigante automotriz ocurre en momentos en que Trump aumenta las presiones sobre las grandes empresas estadounidenses para que traigan de retorno al país sus plantas de producción o ensamblaje y ayuden a crear puestos de empleo.

Segundo mayor grupo automotor de Estados Unidos, Ford parece haber entendido claramente el mensaje y anunció haber dado marcha atrás en sus planes de abrir una nueva planta en México, donde crearía unos 2.800 puestos de trabajo.

“Ford anunció que canceló los planes para la nueva planta en San Luis Potosí, México”, informó la firma en un comunicado, en referencia a un proyecto que costaría unos 1.600 millones de dólares y que había sido anunciado en abril de 2016.

La competidora General Motors fue objeto ayer de las críticas (por medio de Twitter) de Trump, que amenazó a la transnacional con fuertes impuestos a la importación de sus vehículos producidos en el extranjero, especialmente en México.

“General Motors está enviando su modelo Chevy Cruze, hecho en México, a Estados Unidos sin pagar impuestos al cruzar la frontera. ¡Háganlo en Estados Unidos o paguen una alta tasa de frontera!”, expresó el presidente electo.

En tanto, el ministerio de Economía de México emitió una nota oficial donde “lamentó” la decisión de Ford.

A su vez, Jaime Chalita Zarur, presidente de la Confederación Patronal en San Luis Potosí, dijo a un canal local de TV que se trata de una “mala noticia” para el estado y que ahora deberá haber una compensación por “incumplimiento de contrato”.

Ford anunció que la decisión involucra la adición de 700 puestos de trabajo e inversiones por 700 millones de dólares en un plazo de cuatro años para ampliar su planta de Flat Rock, en Michigan (norte de EEUU), para la producción de automóviles eléctricos y sin conductor.

Michigan es un estado golpeado brutalmente por la fuga de plantas industriales al extranjero, y donde Trump logró una victoria fundamental en las elecciones de noviembre pasado.

No obstante, Ford mantendrá parte de su programa de transferencia de la producción a México: su modelo Focus será producido en una planta ya existente en Hermosillo (noroeste de México), en lugar de la nueva planta que había sido prevista para San Luis Potosí.