Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Infoshow

A sus 92 años Carlitos Balá será homenajeado

"No tengo tiempo para estar triste", dice Balá, que en los últimos años no para de recibir distinciones. "No tengo tiempo para estar triste", dice Balá, que en los últimos años no para de recibir distinciones.

 

Después de haber sido declarado Ciudadano Ilustre en abril, sus seguidores se preparan para otro emotivo reconocimiento.


Catarata de homenajes para Carlitos Balá. Y es que a los 92 años, el actor sigue llevando alegría por el país. Mañana jueves será reconocido "por su trayectoria artística y su aporte a la cultura popular", en la Cámara de Diputados. En abril había recibido el diploma de Ciudadano Ilustre en el Salón Dorado de la Legislatura.

El acto comenzará a las 19 en el Salón de los Pasos Perdidos y durante la ceremonia se proyectará un video con escenas de sus trabajos en televisión, cine y teatro. Estarán el Ministro de Cultura, Pablo Avelluto, familiares y colegas. Entre las figuras del espectáculo citadas figuran Manuel Wirtz y Jey Mammon, entre otros.

"¡Retirarme no! Quiero trabajar, pero no tan seguido. Retirar me tiene que retirar el público. O yo verme agotado por la edad. Pero si me retirase, seguiría haciendo reír por la calle. Yo entro a los negocios todavía y busco el absurdo", dijo meses atrás.

(Lorena Lucca).

Carlos Salim Balaá (su verdadero nombre), no deja de trabajar para niños y adultos. Y a cada paso que da por las calles, cientos de argentinos le recuerdan sus frases: "¿Qué gusto tiene la sal?", "Un kilo y dos pancitos" y "Sumbudrule".

En agosto celebró 92 años en un restaurante de Recoleta junto a su esposa Martha y sus hijos Martín y Laura Balá. A principios de año recibió una mención de honor en los premios Estrella de Mar, en 2016 lo homenajearon en los premios Gardel, y fue declarado "Embajador de Paz" en el Vaticano.

"Ya van cuatro generaciones que me siguen, contando ésta de Panam. Hay que entenderlos. Tienen otros chiches, pero siguen siendo chicos".

"No tengo tiempo para estar triste, tengo alegrías que me eclipsan. Y hago reír todo el día. En los aviones me pongo a bailar con las azafatas. La fórmula es recibir cariño. Yo soy de espíritu joven. El cariño te rejuvenece. Todo el mundo debería recibir cariño, pero está el poder adelante y nadie la quiere entender. Yo tengo cerca el cementerio de la Recoleta y digo: 'Así terminamos todos'".

(Julio Juárez).

"Todavía me acuerdo de mi primer día de radio. Yo sabía que temblaba. Delfor Medina, director de La revista dislocada, por Splendid, me había asignado el personaje de Gerente de publicidad de Jabón Federal. Un personaje nervioso. Yo me hacía el que me trababa. Cuando los autores se rieron, todos se dieron cuenta de que estaba haciendo un buen personaje. Pero esto venía de antes, de los colectivos. Me subía al 39, ponía un pie en el estribo y decía: 'Dejen bajar primero a los que suben'. Hacía payasadas", detalló.

Fuente: (www.clarin.com)