Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Deportes

Pádel: Panarello-De Pascual, la pareja local en el torneo profesional

Román Panarello y Valentín de Pascual saldrán a la cancha este viernes para enfrentar a la pareja Di Nenno-Chiostri. (ROMAN PANARELLO) Román Panarello y Valentín de Pascual saldrán a la cancha este viernes para enfrentar a la pareja Di Nenno-Chiostri. (ROMAN PANARELLO)

Román y Valentín recibieron una invitación especial y serán parte del cuadro principal del certamen que comenzará este viernes en las canchas de El Portón. A partir de las 21:45 enfrentarán a Martín di Nenno y Federico Chiostri buscando dar la sorpresa. Dialogaron con LA OPINION en la previa del choque.


Este viernes se pondrá en marcha el cuadro principal del torneo profesional de pádel, certamen de la Ajpp (Asociación de Jugadores Profesionales de Pádel) que entregará 800 puntos y 60.000 pesos en premios y se disputa desde este jueves -se jugó la clasificación- en las canchas de El Portón (Alberti 378). 

Las mejores parejas de Sudamérica estarán hasta el domingo en Pergamino y en ese marco habrá una pareja local integrada por Román Panarello y Valentín De Pascual, que recibió la invitación especial (wild card) reservada para la organización. Y esta noche, a las 21:45, afrontarán un importante desafío, ya que tendrán como rivales a Martín di Nenno, que viene de jugar el World Pádel Tour en España, y al nicoleño Federico Chiostri, quien llega a nuestra ciudad tras ganar el pasado fin de semana en Nogoyá un torneo de la Ajpp de 300 puntos. Conscientes de que sus rivales son los claros favoritos a quedarse con el triunfo, dialogaron con LA OPINION sobre este importante desafío.  

“Estoy muy contento por esta posibilidad de jugar con un amigo, va a ser un partido complicado porque enfrentamos a una pareja que tiene a un jugador como Di Nenno que viene de jugar en España, así que esperamos realizar un buen papel y que mi compañero esté a full”, manifestó Panarello, de 21 años.

La de este viernes no será la primera vez que juegan juntos Panarello y De Pascual, ambos afrontaron como pareja algunos torneos en 2016. “El año pasado tuvimos más continuidad juntos, arrancamos el año perdiendo la final en un torneo de Segunda en San Nicolás, después jugamos en Pergamino en la Primera Local y también perdimos la final, en diciembre por el Circuito de Pergamino nos tocó ser pareja en el Máster de fin de año y ganamos en sets corridos los dos partidos, semifinal y final, luego dejamos de jugar un tiempo este verano y volvimos a jugar juntos el pasado fin de semana en San Nicolás, donde no nos fue muy bien, pero encontramos buenas sensaciones en el partido que disputamos pero el físico nos pasó factura”, analizó Panarello. 

Por su parte, De Pascual, de 26 años e hijo de Federico, referente del pádel de la ciudad, declaró que ser parte de este torneo “será una linda experiencia porque juego con un gran amigo, se que las posibilidades de ganar no son muchas pero vamos a tratar de hacer el mejor papel posible”. Y agregó: “Trataremos de estudiarlos para ver cómo juegan y plantear el partido de la mejor manera”.

Acerca de cómo afrontarán el partido ante Di Nenno y Chiostri, Panarello refirió: “Los conocemos, vamos a tratar de salir a jugar tranquilos, a hacer un planteo que nos quede cómodo, porque si salimos al ritmo de ellos obviamente les va a quedar cómodo, así que trataremos de hacer lo que nosotros sabemos y no salir apurados porque es ahí cuando más rápido se te van los partidos”.

Panarello y De Pascual saben que “van de punto” y tendrán enfrente a verdaderos profesionales de este deporte que entrenan hasta en triple turno, pero seguramente contarán con el apoyo del público. “Tenemos muchos amigos que nos acompañan, esperamos que estén todos para apoyarnos y nos va a servir como plus, es un partido difícil pero podemos dar la sorpresa”, cerró Panarello. Por último, De Pascual, destacó: “Siempre jugar de local implica una mayor presión porque tenés que hacer un mejor papel ante tu gente, pero estamos preparados”.