Avances:
El Ministerio de Salud bonaerense enviará a Pergamino un helicóptero sanitario y dos vehículos todo terreno con médico y enfermero para atender emergencias en zonas anegadas. En la zona hay varias rutas cortadas, entre ellas la Nº 188, 9, 8 y 51, todas por agua en la calzada. Una buena parte de la ciudad está sin energía eléctrica por el ingreso de agua a los domicilios. Zonas no inundas también son alcanzadas por los cortes preventivos.

El barrio 80 Viviendas padece desde hace un mes la falta de agua

  • Publicado en Cultura
El barrio carece de agua para las mínimas necesidades del ser humano. (LA OPINION) El barrio carece de agua para las mínimas necesidades del ser humano. (LA OPINION)

Los vecinos de ese sector de la ciudad indicaron en dialogo con LA OPINION que es casi imposible contar con el líquido elemental en las viviendas. Aseguran que realizaron reclamos y nunca tuvieron solución al problema que lleva más de un mes. Aseguran que al estar lejos del centro se sienten olvidados por los políticos.

DE LA REDACCION. Desde hace un tiempo, aunque el problema se agudizó durante los primeros días de diciembre del año anterior, las familias que viven en el popular barrio 80 Viviendas ubicado en la zona oeste de nuestra ciudad sufren la escasez de agua potable, a tal punto que la presión existente no les permite que el líquido elemento pueda abastecer los tanques que cada casa posee.

Los vecinos comenzaron a reclamar hace aproximadamente tres semanas y hasta el momento indicaron que recibieron desde diferentes áreas del municipio solo promesas que ponen en manifiesto según ellos “el olvido que se tiene por el barrio”.

Yesica una vecina del lugar en un breve diálogo con LA OPINION indicó que “estamos olvidados, hace veinte días que vivimos prácticamente sin agua. Bañarse es toda una odisea, nosotros somos seis en casa, tres mayores y lo demás niños y sinceramente todo se hace cuesta arriba. No queremos nada especial, tan solo poder tener agua para higienizarnos, ir al baño y hasta lavar la ropa”.

Por su parte Julieta señaló que “siempre tuvimos problemas con el agua para esta época del año, pero considero que esta vez la situación superó todo. No tenemos presión y con las altas temperaturas se hace casi imposible poder vivir.  Puede ser que alguien tenga de las bombas robadoras para llenar su pileta o mejorar la presión en su casa y cuando más lejos vivís del tanque de agua menos chances tenés de poder conseguir agua. En este barrio nadie tiene grandes piletas, son todas de lonas y no puede ser que en el 2017 estemos pidiendo tener agua como mendigos”.

En tanto que Carlos se mostró aún más preocupado al remarcar que “desde que se hizo el barrio vivo acá y esto nunca pasó. La Municipalidad nos tiene olvidados. Entendemos que por estos días la preocupación más grande son los inundados, con quienes nos solidarizamos, pero nosotros al estar lejos del centro parece ser que estamos olvidados. Señor intendente en este lugar de la ciudad también vive gente trabajadora y que necesita agua, solo eso pedimos agua para poder ir a nuestros trabajos limpios”.

Mientras que José fue duro con los funcionarios de la gestión Martínez: “Acá los políticos se acuerdan de nosotros en campaña, después podés llamar 1.500 veces al 147 que nadie te soluciona nada. Son muy lindas las publicidades que hace Martínez del 147 para que los pergaminenses podamos llamar, sin embargo parece ser son todas mentiras. Nos cansamos de hacer reclamos, dijeron hace dos semanas que iban a venir de Obras Sanitarias y nunca apareció nadie. Le pregunto a cualquier funcionario y hasta el mismo intendente si ellos pueden vivir sin agua, seguramente que no y hasta tienen grandes piletas en sus casas, nosotros actualmente vivimos como los indios, tenemos que juntar gota por gota para poder subsistir”.